09-11-2018 / 14:01 h EFE

La Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de la Región de Murcia ha confirmado la sentencia de la Audiencia Provincial que, en mayo pasado, condenó a tres años y nueve meses de prisión a un hombre que intentó acabar con la vida de su primo con un hacha y al que causó lesiones que tardaron en curar 224 días, once de ellos, de hospitalización.

Frente a lo que alegó el acusado en su recurso, que señaló que no había tenido intención de causarle la muerte, la Sala dice que el elemento utilizado para el ataque y las zonas del cuerpo a las que fue dirigido, en algún caso, vitales, como la cara, apuntan a todo lo contrario.

Y añade que existe en su comportamiento un dolo -una intención-, aunque solo fuera eventual, porque cuando atacó a la víctima pudo imaginarse la posibilidad de ocasionar su muerte al utilizar un instrumento "de singular contundencia y sobradamente hábil para ello".

El tribunal de la Audiencia recogió como hechos probados que los mismos se produjeron en la tarde del treinta de noviembre de 2016, cuando el acusado, natural de Argelia, se encontró en un camino con su familiar, con quien no mantenía una buena relación, y le atacó con el hacha en la cara, brazo izquierdo y pierna izquierda.

La sentencia condenó al acusado, como autor de un homicidio en grado de tentativa, a la pena de tres años y nueve meses de prisión y al pago de indemnizaciones que sumaban 31.000 euros para el herido.

Esta suma -añadía la Audiencia- correspondía a las indemnizaciones por las heridas sufridas, las secuelas que le han quedado y por daño moral.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Febrero 2023
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD