23-11-2018 / 17:20 h EFE

La Comunidad Autónoma ha señalado que las intensas lluvias de la pasada semana e inicio de la actual ha ocasionado el arrastre de 90 metros cúbicos de cañas y residuos al mar Menor, otros 400 m3 de materia orgánica acumulada en la laguna y el descenso de la transparencia en el agua hasta los 3,5 metros de profundidad.

En un comunicado, el Gobierno regional ha señalado que el dispositivo de limpieza y mantenimiento de los espacios naturales costeros y del entorno del Mar Menor se triplicará para paliar los efectos de las fuertes lluvias de estos últimos días.

Solo en los dos días posteriores al temporal registrado en la Región, las brigadas de limpieza han retirado más de 90 metros cúbicos de cañas y otros residuos arrastrados hasta las playas de este espacio natural protegido a través de las ramblas.

En concreto, esta cantidad se ha recogido de la zona sur del Mar Menor, y las labores de limpieza se desplazarán ahora a las playas de La Manga y San Javier, donde el viento de los días posteriores y las corrientes están generando una mayor acumulación de materia orgánica que podría alcanzar los 400 metros cúbicos y que, además de ser molesta para los vecinos, resulta perjudicial para el ecosistema de la laguna.

Tras la temporada estival, el operativo de mantenimiento de este espacio natural estaba integrado por cuatro trabajadores apoyados por un 'dumper' y una máquina ligera, que se multiplicarán ahora por tres hasta alcanzar los doce efectivos y las tres máquinas ligeras.

El director general de Medio Ambiente y Mar Menor, Antonio Luengo, tras una reunión con los científicos que forman parte del grupo de trabajo de Batimetría y Sedimentos para analizar los efectos en la laguna de este episodio de fuertes lluvias.

El protocolo de evaluación puesto en marcha por este departamento conlleva que los expertos del Comité de Asesoramiento Científico hayan realizado diversas campañas de toma de muestras y recogida de datos para identificar las principales entradas de agua, conocer el flujo de intercambio con el Mar Mediterráneo o comprobar la evolución de los índices de salinidad, transparencia, turbidez o nutrientes.

El objetivo fundamental es conocer cómo se está comportando el Mar Menor tras este episodio de lluvias y comprobar si, como sucedió este verano, sigue recuperando su capacidad de autorregulación y de amortiguación de estos fenómenos adversos.

En este sentido, las mediciones tomadas en estos días muestran que la transparencia, que el pasado viernes 16 de noviembre era de 4,05 metros, se situaba el pasado día 21 de noviembre en 3,49 metros.

A pesar de este descenso previsible tras el episodio de lluvias, el índice de transparencia sigue siendo muy superior al de la misma fecha del año pasado, cuando apenas superaba el metro de profundidad, lo que apunta a que el mar Menor, efectivamente, mantiene su capacidad de recuperación, según el Gobierno regional.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Febrero 2023
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD