12-02-2019 / 15:51 h EFE

Un presunto yihadista que está siendo juzgado por captar y adoctrinar a hombres y mujeres en internet para enviarlos a Siria ha lamentado hoy que no merece la pena "pasar ni una semana en la cárcel por compartir esa basura de fotos en Facebook" y ha asegurado que desconocía que hacerlo fuera ilegal.

El acusado, Khalid Erraziki, residente en Torre Pacheco y en prisión preventiva, ha hecho esta reflexión en el turno de última palabra antes de que quedara visto para sentencia el juicio contra él en la Audiencia Nacional y en el que se enfrenta a 7 años y medio de cárcel por adoctrinamiento.

En su intervención ante el tribunal, Erraziki ha manifestado que él no puede ser terrorista porque "dona sangre" y "fuma porros", argumento que ya han utilizado en otras ocasiones presuntos yihadistas para defenderse de las acusaciones contra ellos.

Ha destacado también que está "en contra de la violencia" y, sobre sus publicaciones en Facebook, con las que según la Fiscalía captaba a adeptos al Dáesh, ha afirmado que desconocía que "no eran legales" y que al compartirlas no tenía ningún propósito "de hacerle daño a nadie".

Ha acusado además a los policías de querer condenarlo "sí o sí", ya que, en su comparecencia en el juicio, no han comentado que al registrar su domicilio "encontraron cinco biblias" y que como no saben leer árabe "se quisieron hasta llevar el Corán".

En la sesión de hoy, también ha declarado un ciudadano brasileño al que el acusado supuestamente trató de captar. Este, tras prestar su testimonio, ha pedido al tribunal protección porque es "el único brasileño de Torrepacheco", "todo el mundo allí me conoce", "soy el único y tengo miedo".

Ante esto, la presidenta del tribunal ha pedido que unos agentes le custodiaran a la salida para no encontrarse con otros testigos, entre los que había familiares del acusado, y le ha aconsejado que planteara sus temores a la Policía.

Antes de que concluyera el juicio, la Fiscalía ha elevado a definitivas sus conclusiones provisionales en las que pide para él 7 años y medio de cárcel por un delito de adoctrinamiento y autoadoctrinamiento yihadista.

No obstante, el fiscal ha planteado la posibilidad de condenarle por una pena alternativa de 3 años de cárcel por un delito de enaltecimiento del terrorismo y multa de 2.700 euros si el tribunal considera insuficientes las pruebas para condenarlo por captación.

Para el abogado de la defensa, la presunción de enaltecer el terrorismo está "huérfana" de pruebas, así como la captación de personas para unirse a una organización terrorista y por eso ha pedido su absolución.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Febrero 2023
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD