04-03-2019 / 14:52 h EFE

Las investigaciones de la Fiscalía y la Guardia Civil en las oleadas de incendios forestales más graves registradas en Asturias, en los años 2015 y 2017, determinaron que más del 80 por ciento de los fuegos fueron intencionados y apreciaron la existencia de una relación causal con la regeneración de pastos.

Aún no hay datos precisos sobre la nueva oleada que afecta desde ayer al Principado, pero tanto el consejero de Presidencia del Ejecutivo regional, Guillermo Martínez, como la delegada del Gobierno en Asturias, Delia Losa, han apuntado que la mayoría pudieron ser intencionados.

No es un hecho aislado que la mano del hombre está permanentemente detrás de la mayor parte de los incendios en los montes asturianos, ya que tanto las investigaciones de la Guardia Civil, como las diligencias abiertas por la Fiscalía han atribuido la mayoría de éstos a las actividades de regeneración del pasto.

Las últimas oleadas de incendios forestales registrados en Asturias fueron en diciembre de 2015 y octubre de 2017, cuando quedaron arrasadas 16.048 y 12.916 hectáreas, respectivamente.

En 2017, la Fiscalía abrió 61 diligencias de investigación por incendios, frente a las 47 de 2016, y recuerda que, principalmente, los incendios están relacionados con actividades de regeneración de pastos, lo que hace que estén muy condicionados por la climatología de los meses de enero a abril.

Durante 2017, el 55 por ciento de las diligencias de investigación incoadas finalizaron con denuncia, frente al 44 por ciento de 2016.

Además, en 2017 la Fiscalía formuló 14 acusaciones por delito de incendio forestal y, casi todos ellos han sido por incendio forestal por imprudencia grave, estando relacionados con una motivación unívoca: la de regeneración de terrenos para pastos.

La Fiscalía considera que podrían ser muy "muy útiles" medios tecnológicos, como cámaras de fototrampeo o drones, para prevenir y facilitar, en su caso, el descubrimiento de la posible autoría siempre que su uso esté previamente autorizado de conformidad con la legislación vigente.

Durante 2017 se dictaron en Asturias 13 sentencias de primera instancia por incendios forestales, todas condenatorias a excepción de una.

En su memoria de 2016, referido al año anterior, cuando se produjo la oleada de incendios que arrasó 16.048 hectáreas, el entonces fiscal delegado de Medio Ambiente, Alejandro Cabaleiro, ya apuntaba a la intencionalidad a través de las investigaciones realizadas por las Brigadas de Investigación de Incendios del Principado de Asturias (Bripas) y la Guardería del Medio Natural.

En sus informes, las Bripas ya reflejaban que el 82 por ciento de los incendios que se registran en Asturias son intencionados y, de éstos, el 70 por ciento responden al interés de determinados ganaderos en regenerar el pasto.

La Guardia Civil también ha elaborado sus propios informes, a través de las investigaciones realizadas por el Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona), en las que ha concluido que entre un 80 y un 90 por ciento de los fuegos son intencionados.

El coronel jefe de la 14 zona de la Guardia Civil de Asturias, Francisco Javier Almiñana, así lo expresó, tras la oleada de incendios registrada en 2017, al vincular éstos con la modificación de la Ley de Montes para suprimir los acotamientos al pastoreo en zonas afectas por incendios forestales.

En el mismo sentido se ha pronunciado la Coordinadora Ecologista de Asturias (CEA), que ha atribuido el aumento de los fuegos en la región a la supresión de los acotamientos.

Según la serie histórica elaborada por la Sociedad Asturiana de Estudios Económicos e Industriales (Sadei) desde 1990, el de 2017 fue el peor año al contabilizarse un total de 1.749 incendios que afectaron a 28.182 hectáreas.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Enero 2020
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD