09-03-2019 / 14:30 h EFE

El Cardenal Angelo Becciu, prefecto de la Congregacin para las Causas de los Santos, ha sealado a los nueve seminaristas, que fueron asesinados en Asturias en el periodo comprendido entre 1934 y 1937 y que han sido beatificados este sbado en la catedral de Oviedo, como "ejemplo de honestidad ante los escndalos que desfiguran el rostro de la Iglesia".

A la ceremonia de beatificacin de estos nueve "mrtires", la tercera que acoge la baslica asturiana tras los cambios introducidos por el Vaticano para estas ceremonias, han asistido unas 2.000 personas, adems de 156 sacerdotes y ms de 130 familiares de los seminaristas que, entre los 18 y 25 aos, "fueron asesinados por su fe, presos de la furia asesina revolucionaria anticristiana", ha subrayado el cardenal.

"Ellos con su sangre han engrandecido a la Iglesia y han dado esplendor al sacerdocio. Todos estamos preocupados por los escndalos que parece no tener fin y que desfiguran el rostro de la Esposa de Cristo", ha recalcado Becciu, que ha apuntado que se necesita "a pastores generosos honestos e irreprensibles que lleven las almas a Dios y no causen sufrimiento a la Iglesia ni turbacin al pueblo de Dios".

El papa Francisco firm el pasado mes de noviembre los decretos de reconocimiento del martirio con los que se ha beatificado a estos nueves seminaristas asturianos, que seis de ello fueron asesinados durante la Revolucin del 34 y los otros tres durante la Guerra Civil.

Al comenzar el rito de beatificacin, entraron en procesin las reliquias de los nuevos beatos, introducidas en la Caja de las gatas -un relicario del siglo X que se conserva en la Cmara Santa de la Catedral de Oviedo-, portadas por el dicono Miguel ngel Bueno y acompaadas de un grupo de seminaristas, con ramas de laurel y lmparas.

En su homila Becciu, que ha cooficiado la ceremonia junto al arzobispo de Valladolid y presidente de la Conferencia Episcopal Espaola, Ricardo Blzquez, y el arzobispo de Oviedo, Jess Sanz, ha ensalzado a los beatos, "con vidas cristianas virtuosas y muertes heroicas".

Ha destacado como modelo de fe a estos jvenes aspirantes al sacerdocio, que fueron capturados durante la "persecucin religiosa de los aos Treinta" del siglo pasado, y que, "en el momento de la terrible amenaza de los torturadores provistos de medios de opresin, se refugiaron en Dios".

"Los beatos fueron vctimas de la misma violencia feroz marcada por una acalorada hostilidad anticatlica, que tena como objetivo la eliminacin de la Iglesia y en particular del clero", ha aseverado.

La peticin para iniciar el proceso de beatificacin de estos nueve seminaristas considerados como mrtires fue realizada por el arzobispo de Oviedo, que ha resaltado el ejemplo de "santidad" de estos jvenes.

En la ceremonia ha sido beatificado ngel Cuartas Cristobal (1910, Lastres), que entr en el seminario en 1923 y fue fusilado a los 24 aos, y Gonzalo Zurro Fanjul (1912, Avils), que, tras un periodo como trabajador en la mina, ingres en el seminario en 1925 y fue fusilado a los 21 aos.

Tambin han sido honrados como beatos Jos Mara Fernndez Martnez (1915, Lena), que entr en el Seminario en 1927 y estudiaba primero de Teologa cuando lo fusilaron a los 19 aos, y Sixto Alonso Hevia (1916, Luanco), que ingres en el Seminario en 1929, fue apresado y movilizado al frente en el Puerto de Ventaniella y el 27 de mayo de 1937 fue degollado a los 21 aos mientras clamaba a Dios.

Adems, han sido beatificados Manuel Olay Colunga (1911, Norea), que entr en el Seminario en 1926 y le dispararon a distancia en Villafra el 22 de septiembre de 1936 cuando tena 25 aos, y Luis Prado Garca (1914, Piedras Blancas), que fue sacristn antes de entrar al Seminario en 1930 y le pegaron once tiros el 4 de septiembre de 1936 cuando tena 21 aos.

Asimismo, han sido designados beatos Juan Jos Castan Fernndez (1916, Moreda de Aller), que ingres en el Seminario en 1928 y lo ejecutaron cuando tena 18 aos; Jess Prieto Lpez (1912, Tapia de Casariego), que entr en el Seminario en 1925 y lo fusilaron a los 22 aos, y Mariano Surez Fernndez (1910, El Entrego), que ingres en el Seminario en 1924 y lo mataron cuando tena 23 aos.

Tras la ceremonia, el cardenal y el arzobispo de Oviedo han visitado la Cmara Santa, lugar en el que se guarda las principales reliquias de la Catedral de Oviedo, incluido el Santo Sudario.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo ms tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Agosto 2020
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD