20-03-2019 / 15:39 h EFE

La dirección de la prisión de Soto del Real ha ordenado a los funcionarios aumentar las medidas de seguridad en el módulo de aislamiento, donde han quedado suspendidas las actividades colectivas, tras la "grave" agresión que el lunes sufrió un trabajador que fue apuñalado con un pincho por un recluso.

La orden, fechada ayer y a la que ha tenido acceso Efe, incluye una serie de medidas para "salvaguardar la integridad física" tanto de los funcionarios que trabajan en ese módulo como de sus internos.

Entre ellas, el director ha decidido suspender provisionalmente desde hoy "y hasta nueva orden" las actividades colectivas del módulo de aislamiento y ha obligado a los funcionarios que tengan contacto directo con estos reclusos a hacerlo provistos de "chalecos, cascos y defensas".

Las medidas se han adoptado a raíz de la grave agresión que sufrió el lunes un funcionario en este módulo de aislamiento (módulo 15) pro parte de una interno a las 20:00 horas tras solicitar hacer una llamada telefónica.

Instantes después simuló que sufría un desmayo y al auxiliarlo, el preso se abalanzó sobre uno de los funcionarios, al que hirió con un objeto punzante en la cabeza, un brazo y la espalda, según explicaron el martes a Efe fuentes penitenciarias.

La prisión también ha ordenado que desde este miércoles los funcionarios intervengan en las celdas del módulo con el sistema de "abrepoco", que implica que las puertas solo se abran unos 10 centímetros, y que se vacíen las galerías para proceder a labores de "registro y requisa" tanto en celdas como en zonas comunes del módulo.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Enero 2023
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD