29-03-2019 / 17:41 h EFE

El balance económico positivo que la empresa municipal de limpieza lorquina Limusa obtuvo en 2018 garantiza la viabilidad de las inversiones previstas este año sin recurrir a financiación externa o a subir la tasa de recogida y tratamiento de basura, que lleva 12 años congelada.

El concejal y consejero delegado de la empresa, Juan Francisco Martínez, ha explicado que en el consejo de administración de este viernes ha informado sobre beneficios cuya cuantía no ha precisado que proceden de la "óptima gestión" del centro de tratamiento de residuos de Barranco Hondo, que trata los de varios municipios.

Los ingresos por tasa de basura fueron de 4,6 millones, lo mismo que costó el servicio, pero hubo ahorros de 75.000 euros en sueldos y de 55.000 en el IVA repercutido de la gestión de residuos.

Hubo 36 altas y 11 bajas por jubilación, lo que se traduce en 25 nuevas plazas: 5 en limpieza viaria, 3 en el centro de residuos, 15 en limpieza de interiores y 2 en regulación de aparcamientos.

En mantenimiento se gastaron 697.000 euros y 3,3 millones fueron para inversiones en nuevas infraestructuras.

Se compraron contenedores con 103.000 euros, 2 fregadoras por 145.000, un manipulador de residuos telescópico por 68.000 y una compactadora por 239.000.

En 4 camiones de la basura se gastaron 1,5 millones, 0,2 en el sellado del vaso del curtido en el centro de residuos, y otro tanto en las nuevas dependencias de la zona del Calvario.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Diciembre 2021
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD