08-04-2019 / 18:41 h EFE

El trono de Nuestro Padre Jesús del Gran Poder, de Murcia, conocido popularmente por el Cristo de los Toreros, no desfilará este año a hombros de espadas en protesta por el expediente incoado a un estante en Viernes de Dolores pasado y apoyado por el obispado.

En rueda de prensa, los matadores Pepe Soler y Rafaelillo que han explicado que no encuentran motivos que justifiquen el expediente a un hijo de Soler, que en su opinión debió de quedar en anécdota, porque la acción contra el estante fue emprendida a instancias del cabo de andas porque aquel anduvo unos metros con su hija de cuatro años, que se le acercó en la procesión.

En su descargo, el expedientado, que siempre pidió disculpas por lo ocurrido, señaló que cuando vio aparecer a su hija se retiró con ella y se colocó junto con otros niños detrás del paso hasta que se encontró con la madre y se la entregó.

Se acusa al estante de desacato, por lo que se romperá una tradición de más de 30 años.

También estaban en la rueda de prensa los matadores Manuel Cascales y Alfonso Romero y el presidente del Club Taurino de Murcia, Alfonso Avilés.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Octubre 2020
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD