08-04-2019 / 21:50 h EFE

Los vecinos del edificio de Vallecas que sufrió el pasado viernes una explosión, al parecer, por un escape de gas no podrán regresar a sus casas hasta dentro de tres semanas, hasta que se compruebe el estado de las plantas inferiores y se hayan realizado los apeos necesarios para garantizar la seguridad.

Así se lo ha trasladado el concejal-presidente de Puente de Vallecas, Paco Pérez, a los vecinos afectados por la detonación producida en la última planta de un inmueble de trece alturas, ubicado en el número 17 de la avenida de Pablo Neruda.

Pérez se ha reunido con los residentes del edificio donde se produjo la explosión y los del bloque colindante, en el número 15 de la misma avenida, así como con la administradora de estas comunidades, a la que ha asistido también la primera teniente de alcalde y delegada de Equidad, Derechos Sociales y Empleo, Marta Higueras.

En este encuentro, se ha informado a los vecinos de la situación estructural del edificio, después de sufrir "daños irreversibles" a causa de la explosión en una vivienda de la última planta del bloque, por lo que es necesario comprobar el estado de las plantas inferiores, la 11 y la 12.

La explosión afectó principalmente a las plantas 12 y 13, y causó daños en un radio de treinta metros, registrándose desperfectos en edificios colindantes por la proyección de cascotes, tanto de la calle Pablo Neruda como en las colindantes Antonio Mairena y San Claudio.

Según ha avanzado Pérez tras la reunión, los residentes del inmueble que sufrió la detonación podrán volver a acceder mañana a sus casas para coger sus enseres, pero no podrán regresar de manera definitiva a sus hogares hasta al menos dentro de tres semanas, una vez se hayan efectuado todas comprobaciones y se hayan realizado los apeos necesarios para garantizar la seguridad de todos los vecinos.

Ochenta y dos familias tuvieron que abandonar el viernes sus casas, pero solo dos familias necesitaron alojamiento de emergencia, gestionado por el Samur Social, ya que el resto de los vecinos afectados por la explosión pasó la noche en casas de familiares o amigos.

De las 82 familias que durmieron fuera de sus casas, 78 residen en el edificio afectado, otros tres en un segundo bloque y otra familia en un tercer inmueble.

El Ayuntamiento está trabajando en ofrecer alternativas habitacionales en estas tres semanas que algunas, según Pérez, "correrán con cargo a los seguros de algunas viviendas que así lo tengan establecido en la póliza", mientras que en otros casos "se hará una ronda para ver las necesidades de todos vecinos".

Asimismo, ha añadido que la reparación de los daños estructurales "serán con cargo a las pólizas de los seguros de cada comunidad", aunque ha precisado que el Consistorio podrá ejecutarlo el "en el caso de que las compañías no puedan realizarlo con urgencia".

El objetivo es que los vecinos, ha recalcado el edil, puedan regresar cuanto antes "a la normalidad".

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Febrero 2023
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD