12-04-2019 / 13:50 h EFE

El presidente en funciones de la Comunidad de Madrid, Pedro Rollán, ha afirmado que las familias de mayores presuntamente maltratados en la residencia de Los Nogales de Hortaleza presentaron en su día una "queja" sobre "calidad de la comida" o "limpieza de sábanas" pero no denunciaron malos tratos.

Así lo ha expresado Rollán este viernes sobre las responsabilidades pedidas por los sindicatos por supuestos maltratos a algunos ancianos en dicha residencia, y ha reiterado que si la Comunidad de Madrid hubiera recibido esa información "habría actuado desde el minuto uno con la contundencia con que lo hace ahora".

La Fiscalía de Madrid ha presentado una denuncia contra tres ex trabajadores de esta residencia, del distrito de Hortaleza, después que un familiar aportara una denuncia escrita, tres vídeos y ocho fotografías de lesiones presuntamente infligidas a su madre por el personal de la residencia.

En declaraciones a la prensa este mediodía durante una visita al Museo Arqueológico Regional de Alcalá de Henares, Rollán ha lamentado el "trato inhumano" que recibieron algunos residentes de Los Nogales y ha anunciado que el Gobierno regional ha notificado la primera de dos sanciones que está previsto imponer a la residencia.

La primera de ellas, ha dicho -con un plazo de diez días para que la empresa presente alegaciones- "por incumplimiento del contrato" entre Los Nogales y la Comunidad de Madrid referido a 137 plazas.

El presidente ha dicho que también le ha sido comunicado a la residencia el segundo expediente incoado, por el que la Administración regional no podrá pronunciarse hasta que haya resolución judicial, que supondrá una posible sanción de 600.000 euros y la inhabilitación por cinco años de la gerencia del centro, que ocultó "algunas de las denuncias" a la Comunidad.

Rollán ha manifestado que el asunto de los presuntos maltratos a ancianos es "muy serio" y que "afortunadamente es una situación excepcional" entre las miles de plazas que hay en la región.

Ha dicho también que en una nueva inspección, el jueves, los técnicos de la Comunidad de Madrid verificaron que en los libros con los registros de denuncias y reclamaciones "no estaban contempladas otras quejas que sí estaban en otros cajones".

Ante la petición de los familiares de ancianos de instalar cámaras de vídeo-vigilancia en las residencias, Rollán ha manifestado que "desde el punto de vista legal es algo extaordinariamente complejo".

Rollán ha insistido en que comprende el "malestar" de las familias por el "trato inhumano" que sufrieron los ancianos y ha expresado su deseo de que la Justicia sea "contundente" con los tres extrabajadores de la residencia.

Según el presidente en funciones, a lo largo de 2018 hubo 4.000 inspecciones a los 1.200 centros asistenciales, llevados a cabo sin anuncio previo en cualquier momento de las 24 horas del día "para evitar la relajación de los profesionales y para garantizar que los mayores sean atendidos como corresponde".

Después de ser informada la Comunidad el 17 de abril de 2018, por parte de 120 familiares de residentes sobre problemas de higiene y por las comidas en Los Nogales, un informe del centro y una vista de los técnicos de la Dirección General de Atención a la Dependencia y el Mayor -el 9 de mayo de 2018- permitieron concluir que el centro "no presentaba ninguna deficiencia grave".

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Noviembre 2020
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 30          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD