12-04-2019 / 17:10 h EFE

El hospital Santa Lucía de Cartagena ha conseguido reducir los casos de lesiones de pacientes que se asocian a la humedad desde que pusiera en marcha, hace más de tres años, un sistema de aseo de pacientes que no precisa agua, informaron fuentes del área de Salud II.

En el último estudio multicéntrico de prevalencia de lesiones asociadas a la humedad, realizado entre los hospitales del Servicio Murciano de Salud (SMS), el hospital cartagenero presentó un menor número de casos, un 7,4 por ciento, de lesiones asociadas a la humedad que los que usan agua y esponjas jabonosas.

El recinto hospitalario de Cartagena ha sido pionero a nivel regional, y uno de los primeros a nivel nacional, en introducir este método de higiene en sus plantas de hospitalización, primero en las de medicina interna y, tras los buenos resultados, en la de Oncohematología, ampliándose próximamente a las de Digestivo y Neumología.

Además, en una encuesta realizada por los usuarios, más del 90 por ciento de los pacientes encamados que ha utilizado este sistema, considera que deja una mayor sensación de limpieza y es más confortable que las esponjas.

La higiene es clave para conseguir una mejora en la calidad de vida del paciente, para alcanzar su mayor seguridad y para evitar infecciones que son las causantes de complicaciones importantes en su estado de salud.

Las lesiones asociadas a la humedad pueden derivar o convertirse en úlceras a presión y de ahí que la prevención sea importante, han recordado las fuentes sanitarias.

La forma tradicional de proporcionar aseo a los pacientes encamados es con agua, jabón y palangana. Con el sistema que ha implantado el hospital Santa Lucía se sustituye el uso de agua y esponjas con jabón, y la posterior hidratación, por unas manoplas impregnadas de una solución especial que limpia e hidrata la piel.

Estas manoplas van en unos paquetes, que se calientan previamente, y cada paquete contiene varias manoplas para limpiar las distintas zonas del cuerpo.

La ventaja más clara de su uso es que en una sola pasada se limpia, se reconforta y se hidrata y, entre los parámetros de calidad que se pueden medir, se encuentran los de mejora en el estado de la piel del paciente, que no se produce mayor olor (el paciente está limpio), y que bajan las infecciones.

Igualmente, este método permite una mayor agilización del tiempo, lo que contribuye sobre todo en el bienestar de pacientes con problemas respiratorios y de escasa movilidad y, por tanto, calidad en su asistencia.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Octubre 2020
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD