19-04-2019 / 21:19 h EFE

La inmigrante transgénero de Honduras Nicole García Aguilar fue liberada de un centro de detención de Nuevo México donde permaneció seis meses a pesar de haber obtenido asilo, informaron este viernes a Efe abogados de ACLU.

Representantes de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU, en inglés) en Nuevo México confirmaron a Efe que García Aguilar fue liberada de un centro de detenciones de indocumentados del Condado de Cibola la noche del miércoles y que sus representantes legales estudian ahora los siguientes pasos que tomarán.

La puesta en libertad se da casi una semana después de que ACLU y el Centro Nacional de Justicia para Inmigrantes (NIJC) presentaran un recurso legal en el que denunciaron la prolongada detención "ilegal" de García Aguilar por parte de la Oficina de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) de Nuevo México.

La inmigrante salió de su Honduras natal en abril de 2018 tras sufrir violencia y persecución por identificarse como una mujer transgénero.

Según documentos presentados a las autoridades migratorias, García Aguilar declaró haber sido violada, sufrido un intento de asesinato y ser víctima de múltiples amenazas de muerte en su país.

Agregó que en Honduras la policía local le dijo que la violencia en su contra se debía "a la forma cómo se veía" y que el acoso no pararía hasta que ella estuviera muerta.

La inmigrante transgénero llegó hasta la frontera de Arizona, donde solicitó asilo en el puerto de entrada de Nogales, y fue transferida a un centro de detención del condado de Cibola, en Nuevo México.

En ese centro un juez de inmigración le concedió asilo el pasado 9 de octubre, pero la ICE apeló la decisión y García Aguilar debió permanecer detenida y además transferida a una unidad de hombres.

Después de unas semanas en ese lugar, fue puesta en confinamiento solitario donde paso cerca de tres meses, de acuerdo a ACLU.

"Es más que cruel que la ICE continúe deteniendo a una mujer a quien un juez federal ya le otorgó el asilo", dijo en una rueda de prensa la semana pasada Kristin Greer Love, abogada de ACLU en Nuevo México.

Esta misma semana, varias organizaciones locales enviaron una carta al Departamento de Seguridad Nacional de EEUU para que se investiguen presuntos casos de violaciones de derechos y libertades civiles, así como el inadecuado servicio médico en el centro de detención del Condado de Cibola.

Este centro acaparó la atención nacional cuando en mayo de 2018 murió allí la migrante hondureña trasgénero Roxsana Hernández, de 33 años de edad.

La Oficina del Investigador Médico de Nuevo México indicó la pasada semana que la muerte de Hernández se debió a complicaciones de la enfermedad de Castleman, un raro trastorno del sistema inmunológico debido al padecimiento de sida.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Octubre 2022
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD