30-04-2019 / 22:29 h EFE

Entre 1995 y 2018 fueron asesinados en el desarrollo de su labor profesional 64 periodistas en Brasil y apenas la mitad de los casos fue solucionada por la justicia, según un informe divulgado este martes por el Consejo Nacional de la Procuraduría.

De acuerdo con el estudio, solo 32 casos han sido resueltos (su autoría fue descubierta y se dio inicio a una acción penal por parte de la Fiscalía), mientras que otros 16 están en proceso y 2 han sido parcialmente solucionados.

En otras siete situaciones no se ha encontrado solución y en siete casos más fue imposible obtener alguna información.

Esto obedece, en buena parte, al lugar en donde fueron registrados los crímenes, pues la mayoría de ellos ocurrió lejos de los grandes centros urbanos, lo que dificulta que "lleguen al conocimiento de la población, quedando la repercusión de esos hechos limitada al territorio donde ocurrieron", señala el texto.

A eso se suma la falta de recursos humanos y materiales de las autoridades judiciales que están en los rincones más apartados del país.

Río de Janeiro es el estado más peligroso para los periodistas, con trece comunicadores asesinados en los veintitrés años que analiza el informe, seguido de Bahía, con siete casos, y Maranhao, con seís.

De los casos ocurridos en Río, cinco fueron denunciados ante la Procuraduría, seis aún son investigados y dos investigaciones fueron cerradas sin descubrirse a los autores de los crímenes.

Según el estudio, no se han registrado crímenes contra periodistas en solo 8 de los 32 estados de Brasil (Acre, Amapá, Distrito Federal, Piauí, Río Grande del Sur, Roraima, Santa Catarina y Tocantins).

El año con el mayor número de muertes fue 2015, cuando se registraron ocho casos.

América Latina está entre las regiones más peligrosas para los periodistas, de acuerdo con un informe divulgado por la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) a finales del año pasado.

Conforme al documento de la Unesco, 182 periodistas fueron asesinados en todo el mundo en 2016 y 2017 y el lugar más violento para el ejercicio de la profesión fue la región de Asia y el Pacífico, con 54 asesinatos.

Le siguieron los países árabes y América Latina y el Caribe. En cada una de estas dos regiones, hubo 50 muertes.

De acuerdo con el último ránking mundial para la libertad de prensa, divulgado a comienzos de mes por la ONG Reporteros Sin Fronteras, Brasil se situó en el puesto 105, cerca de la "zona roja" en la que está Venezuela y otros países en los que la situación es "difícil" para la prensa, como Burundi, Irak o Turquía.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Octubre 2022
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD