03-05-2019 / 14:32 h EFE

El magistrado asturiano José Ignacio Pérez Villamil, que ha recibido este viernes la Cruz Distinguida de Primera Clase de la Orden de San Raimundo de Peñafort, ha reivindicado a las administraciones públicas la mejora de los "escasos" medios que existen en el sistema judicial para que sus profesionales desempeñen su trabajo en "condiciones dignas".

Pérez Villamil ha recibido la más alta condecoración de la judicatura concedida por el Ministerio de Justicia en un acto celebrado en el Tribunal Superior de Justicia de Asturias, y al que ha asistido el presidente del Principado, Javier Fernández y el del alto tribunal asturiano, Ignacio Vidau.

Antes de lanzar un profundo agradecimiento a todos los compañeros que han respaldado la concesión de la distinción, ha afirmado que en sus más de cuarenta años de carrera profesional siempre ha garantizado la independencia y la imparcialidad en cada decisión judicial.

El magistrado ha señalado que, aunque en todos sus destinos habrá tenido "errores", siempre ha tomado decisiones pensando en el "justiciable" y "procurando adopta una actitud empática con su situación y el objeto de litigio".

"He tratado de desdramatizar la administración de justicia, sin merma del rigor y humano que merece, haciéndola más amable y cercana", ha señalado uno de los fundadores de la asociación "Jueces para la democracia".

Villamil se ha mostrado convencido de que la transparencia judicial es "imprescindible" para el trabajo llegue a los ciudadanos "de forma más accesible".

Al mismo tiempo, ha situado en el eje de su discurso la labor de las distintas asociaciones judiciales y la preservación de la independencia del poder judicial, "inherente a un verdadero Estado de Derecho y garantía de los ciudadanos en una sociedad democrática".

Por su parte, el presidente del TSJA, Ignacio Vidau, ha resaltado que Villamil es un "juez independiente, imparcial y profundo conocedor del derecho", que es "garante de los derechos y libertades de los ciudadanos".

En el que, según ha dicho, será "casi con total seguridad" uno de sus últimos actos, Vidau ha hecho repaso a la extensa carrera de Villamil, con quien ha compartido "judicatura y amistad".

Ha comentado que, en sus diferentes destinos, el magistrado siempre ha demostrado su "carácter multidisciplinar" hasta convertirse en un "referente" a costa de su "sacrificio personal".

"Es un ejemplo en el que nos podemos mirar todos los jueces asturianos", ha abundado.

En el acto también ha tomado la palabra la magistrada decana de los Juzgados de Oviedo, Pilar Martínez, para alabar su dilatada carrera judicial, además de su "encanto personal y su quehacer profesional".

Además de resaltar su magnanimidad, ha enfatizado el hecho de que el juez siempre aplica la "prudencia, integridad y ecuanimidad" en todas de sus decisiones judiciales.

El magistrado Pérez Villamil nació en Luarca en 1952 y es Licenciado en Derecho por la Universidad de Oviedo en la promoción 1972-1977.

Tras varios destinos profesionales en la carrera judicial, a la que accedió por oposición en 1978, y prestar servicios en distintos órdenes jurisdiccionales, en febrero de 2004 fue nombrado Magistrado de la Sala Civil y Penal del TSJA, destino en el que continua en la actualidad.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Julio 2019
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31        
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD