06-05-2019 / 10:50 h EFE

Las autoridades de Camerún torturan y retienen en régimen de incomunicación a sospechosos de tener vínculos con el grupo yihadista Boko Haram o con los separatistas anglófonos, denunció hoy Human Rights Watch (HRW) en un comunicado.

"El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas debe incluir la situación en Camerún en su agenda, condenar la tortura y la detención en régimen de incomunicación y pedir al gobierno que ponga fin a estas prácticas", insta la ONG ante las conclusiones alcanzadas tras un año de investigación.

Entre enero de 2018 y enero de 2019, HRW documentó 26 casos de detención en régimen de incomunicación y desaparición forzosa, incluidos 14 casos de tortura con prácticas como palizas o técnicas próximas al ahogamiento del preso.

Unas cifras que, según esta organización, podrían ser mucho más altas, ya que estas violaciones siguen repitiéndose y "los abusos se cometen en secreto, pues muchos exdetenidos se muestran reacios a hablar por miedo a represalias".

"La tortura ha sido endémica durante mucho tiempo en el sistema militar y policial de Camerún", sentencia la organización, que señala que estas prácticas se cometen desde al menos 2014 tanto en centros de detención oficiales como ilegales por todo el país.

"Durante el año pasado, las fuerzas de seguridad en Camerún han usado la tortura sin temor a repercusiones", denuncia el director para África Central de HRW, Lewis Mudge.

"El Consejo de Seguridad de la ONU debe enviar un mensaje claro de que poner fin a la tortura de detenidos es fundamental para abordar la crisis en las regiones anglófonas", añadió Mudge.

La crisis anglófona comenzó en 2016, pero desde finales de 2017 se recrudeció con la aparición de diversos grupos armados, como las Fuerzas de Defensa de la Ambazonia (ADF), que reclaman la independencia de las regiones Noroeste y Sudoeste del país (las dos áreas de habla inglesa).

Camerún fue colonia británica y francesa hasta 1960, cuando se independizó de ambas potencias e instauró un Estado federal que perduró hasta la celebración de un referéndum en 1972, que dio luz verde a su unificación.

Desde entonces, el inglés y el francés son idiomas cooficiales y conviven junto a otras 250 lenguas nativas.

No obstante, en octubre de 2017 varias protestas pacíficas que pedían el uso del inglés en los tribunales y en los colegios fueron violentamente reprimidas por las fuerzas de seguridad, lo que provocó el nacimiento de grupos armados separatistas.

Desde entonces, más de 180.000 personas han sido desplazadas por las operaciones de contrainsurgencia de los militares cameruneses, a quienes organizaciones como Amnistía Internacional acusan de matar a civiles y arrasar aldeas.

Las milicias separatistas, por su parte, también están acusadas de perpetrar graves abusos, incluidos ataques a escuelas, asesinatos, secuestros y extorsiones.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Noviembre 2022
L M X J V S D
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 30      
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD