07-05-2019 / 11:40 h EFE

El mes de abril fue ligeramente cálido y normal o seco, con temperaturas que ascendieron progresivamente y con precipitaciones por debajo de la media, a pesar de que la lluvia apareció con frecuencia y se extendió por toda la región.

Según el avance climatológico mensual difundido por la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), la temperatura más baja del mes se registró el día 4 en Nestares (Campoo de Enmedio) con -7,4ºC y la máxima, que superó los 25ºC, se registró entre los días 15 y 18 en localidades como Torrelavega, Ramales o San Felices.

Abril fue cálido en los valles centrales de Cantabria, y en especial en el área de la bahía de Santander, mientras que en los valles del Ebro, Nansa y Asón se mantuvo con las temperaturas en valores normales.

En abril hubo 16 días de lluvia en Mataporquera y Terán de Cabuérniga, 14 días en Villacarriedo y 13 en Ojáiz (Santander), aunque se recogió un 10 por ciento menos de la cantidad esperada.

Los episodios de mayor acumulación se produjeron los días 3, en los valles centrales y orientales donde se recogieron más de 30 mm en varias estaciones, y el 18, en los valles del centro y oeste y en las comarcas del Ebro y Liébana.

El mes de abril ha sido seco en los valles del Nansa y Saja, mientras que en el resto de la región se recogió la cantidad de lluvia esperada en estas fechas.

La insolación estuvo en los valores normales o ligeramente por encima, y llegó en el aeropuerto de Santander a brillar el sol durante 163 horas, un 9 % por encima de lo normal.

El viento recorrió en el observatorio del aeropuerto de Santander 9.088 kilómetros durante el mes, ligeramente por encima de la cifra esperada (8.863 kilómetros), con un incremento de la frecuencia de la dirección suroeste respecto de la media.

Además, en nueve días que hubo de tormenta se registraron sobre la región más de 1.200 descargas procedentes de rayos, y los días 15 y 9 fueron los de mayor actividad eléctrica con 800 y 300 descargas respectivamente.

La mayor parte del mes las áreas anticiclónicas se mantuvieron alejadas del Cantábrico, al oeste o al sur de las Azores, lo que dejó a la región bajo la influencia del paso de distintas borrascas atlánticas, asociado con predominio de la circulación zonal o del suroeste.

Solo al final de abril el anticiclón se centró sobre las Azores extendiéndose en cuña sobre el Cantábrico.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Febrero 2023
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD