07-05-2019 / 13:01 h EFE

El boxeador grancanario Cristian Rodríguez 'Sicario', que el sábado disputará en La Gallera del López Socas su tercer combate profesional ante el nicaragüense Lesther Cantillano, ha reconocido que su rival es fuerte y experto, aunque espera lograr su tercera victoria en su incipiente carrera.

Cristian Rodríguez, que entrena a las órdenes de Miki Casado en el gimnasio Life4 Sport, será junto a Zeus de Armas uno de los dos púgiles de la isla que protagonizarán los dos combates profesionales en una velada que arrancará a las 20.30 horas y se denominada Life Pro Nutrition.

"La preparación ya está terminando y estamos súper contentos, porque hemos sido muy honrados en estos últimos tres meses. Notamos una gran mejoría tras un entrenamiento acumulativo y la asimilación del cuerpo avanza. Boxearé en 62 kilos (peso Ligero), que es una petición que nos hizo el rival", ha asegurado.

'Sicario' está convencido de que no tendrá problemas para dar el peso en la báscula este viernes, a partir de las 18.00 horas.

"Ahora estoy trabajando solo para dar el peso y coger velocidad, y no tendré problemas en la báscula. Posteriormente me hidrataré bien y subiré un poquito más para estar en el peso normal, con el que entreno y estoy muy fuerte", ha asegurado.

El púgil isleño también se ha referido a Cantillano, que acumula más de 30 combates como profesional y que ha perdido la mayoría.

"Sé que mi rival tiene mucha experiencia porque ha hecho bastantes combates y que es un boxeador fuerte que va bien al intercambio. Además, ha realizado muchas peleas contra adversarios de gran calidad, algunos de los cuales tienen cinturones -títulos-, aunque iré a intentar conseguir una tercera victoria", ha indicado.

En cualquier caso, Cristian Rodríguez no prevé un combate fácil ante el púgil nicaragüense.

"Creo que será un rival muy digno, que además se enfrentó hace unos meses con el aspirante al campeonato de España. El hecho que me vaya a medir a él, teniendo tan solo dos peleas como profesional, me servirá para crecer y dar un paso más. No será un combate regalado", ha asegurado.

El pupilo de Miki Casado espera que, tras esta pelea, la próxima la dispute fuera de la isla.

"Hasta ahora he boxeado en casa, pero después de este combate la idea es hacerlo fuera. Está será la última pelea a cuatro asaltos -a partir de ahora los disputará a seis)- y es complicado que pueda llegar el KO por falta de tiempo para cruzar los golpes, aunque me considero un pegador y estoy capacitado para noquearlo", ha dicho.

Por otro lado, Sicario ha tenido palabras elogiosas para su joven técnico.

"Estoy muy feliz con Miki. Lo elegí como entrenador ya que quería darle un enfoque profesional a mi carrera, además de seguir dando clases en mi gimnasio para tener una estabilidad económica, que es primordial para mí. Con Miki he crecido técnica y tácticamente, y espiritualmente también conectamos muy bien, y eso me anima a superarme", ha señalado.

De igual forma, Cristian espera que el año que viene pueda optar a disputar un título nacional.

"En 2020 espero tener la experiencia necesaria para optar a un campeonato de España. Desde que esté asentado y tenga todas mis cualidades a punto en el peso Superpluma o ligero, que es donde estoy a gusto, espero boxear en grandes escenarios, que es donde se forjan los púgiles", ha concluido.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Octubre 2021
L M X J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD