09-05-2019 / 20:00 h EFE

El cese del fuerte viento y especialmente la intensa lluvia caída en las últimas horas han terminado por extinguir el incendio que se originó ayer por la tarde en la sierra asturiana de Sorella, y que ha afectado especialmente al concejo de Candamo, pero también a los de Grado y Salas.

Fuentes del Servicio de Emergencias del Principado de Asturias (SEPA) han confirmado a Efe que el incendio se ha dado por extinguido a primera hora de la tarde, casi veinticuatro horas después de que se originara por causas que aún se desconocen y que ya están siendo investigadas por el Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de la Guardia Civil.

La rápida evolución del incendio en sus primeras horas, debido a la persistencia de un fuerte viento con rachas de hasta 90 kilómetros por hora, llevó al Principado a volcar todos los efectivos disponibles en las labores de extinción.

Las horas de mayor tensión, según ha relatado a Efe la alcaldesa de Candamo, Natalia González, se vivieron a primera hora de la noche de ayer, cuando se vio la posibilidad de que las llamas alcanzaran a cuatro pequeños núcleos del concejo.

En uno de ellos, Guitin, se llegó a desalojar por precaución a dos vecinos de avanzada edad de sus respectivas viviendas, aunque finalmente el fuego no llegó hasta las casas.

Así, tras pasar la noche con familiares, estos dos vecinos han podido regresar a sus viviendas por la mañana, cuando los servicios de extinción ya habían dado la situación por estabilizada.

Según explicó el consejero de Presidencia y portavoz del Ejecutivo asturiano, Guillermo Martínez, las malas condiciones meteorológicas y la dificultad añadida de los desniveles del terreno llevaron al operativo a centrar sus esfuerzos durante la noche a evitar que el fuego pudiera acercarse a alguno de estos núcleos.

El trabajo del operativo y el cese de las fuertes rachas de viento permitieron estabilizar el incendio y rebajar el nivel de alerta en torno a las 11:00 horas, una vez que ninguna construcción corría peligro, y desactivar el plan de incendios ante la clara mejoría de la situación y la llegada de la lluvia, que ha terminado de extinguir los focos aún activos a primera hora de la tarde.

En el operativo de extinción han participado desde ayer cerca de cuarenta efectivos del SEPA, empresas forestales y Guardería del Medio Natural del Principado con una decena de medios terrestres y dos helicópteros.

La alcaldesa de Candamo ha afirmado que el fuego ha afectado a una importante extensión de masa forestal, aunque ha dicho que aún es pronto para calcular un número aproximado de hectáreas.

Este incendio se ha producido apenas dos meses después de que Asturias se viera afectada por una oleada de incendios forestales que, entre finales de febrero y principios de marzo, afectó a 39 de los 78 concejos asturianos con unos 380 focos que arrasaron más hectáreas que en todo 2018, cuando se quemaron algo más de 2.000.

Precisamente, la Guardia Civil informaba el pasado fin de semana de la detención de una persona y la investigación de otras cinco por su relación con algunos de estos incendios, en las localidades de Pedrovella (Quirós), Ferreros (Ribera de Arriba), Coba-La Furada (Pola de Allande), Agüera del Coto (Cangas del Narcea), Torga (Ibias) y Piñera de Arriba (Lena), que afectaron a espacios de especial protección.

Según el Instituto Armado, la regeneración de pastos y limpieza de maleza de fincas fue la causa mayoritaria de estos incendios, aunque también se han esclarecido varios provocados por otros motivos y sigue investigando otros muchos.

Por ello, la Guardia Civil volvía a pedir hace unos días a los ciudadanos que puedan aportar algún dato relevante sobre los incendios que lo pongan en su conocimiento a través del teléfono 062.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Julio 2019
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31        
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD