12-05-2019 / 18:29 h EFE

El Betis, ya con remotísimas opciones europeas, y el ya descendido Huesca se miden en el Villamarín en un duelo virtualmente sin nada en juego y marcado por el asfixiante calor que golpea a Sevilla en la resaca de una Feria, clausurada la pasada medianoche, que ha sido amarga para el beticismo.

En una tarde absolutamente veraniega, con una temperatura de 33 grados que no se prevé que baje más allá de los 32 hacia el final del partido, ambos equipos llegan al choque casi con la única obligación de intentar acabar con la mayor dignidad posible una temporada aciaga al haberse difuminado sus dispares objetivos.

Con el futuro del cuestionado técnico Quique Setién en el aire, con lo que es probable que la de hoy sea su despedida en el Benito Villamarín pese a tener un año más de contrato, al Betis sólo le vale ganar para lavar su imagen tras una campaña que empezó bien, pero que luego estropeó con un pobrísimo rendimiento en lo que va de 2019.

El Betis cayó eliminado en los dieciseisavos de la Liga Europa y en las semifinales de una Copa cuya final se jugará el día 25 en su estadio, lo que ha llevado la decepción a su fiel afición, que pasó de una gran ilusión al desencanto y sólo piensa ya en acabar de la mejor manera posible una mala campaña.

El equipo verdiblanco aún tiene matemáticamente opciones europeas, pero pasan por una rara carambola en la que deberían favorecerle numerosos resultados, empezando por ganarle al Huesca, que, tras su debut en Primera, sufrió un mazazo la pasada jornada al consumarse su descenso a Segunda al perder por 2-6 con el Valencia.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Diciembre 2020
L M X J V S D
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31      
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD