13-05-2019 / 15:11 h EFE

Un vecino de Gijón de 38 años ha sido detenido por la Policía Bacional tras haber perdido su teléfono móvil al huir de un bar donde, al parecer, había robado la recaudación de la máquina tragaperras.

En concreto, está acusado de forzar la misma noche dos bares del barrio del Natahoyo, de los que se llevó más de 500 euros de las máquinas tragaperras.

Entre ambos locales había un rastro de gotas de sangre del presunto autor, que se había cortado con los cristales de la luna de uno de los escaparates que rompió arrojando la tapa de una alcantarilla, informa la Policía.

Al parecer, el detenido perdió su móvil al emprender la huida del segundo bar asaltado al percatarse de que iba a llegar la policía que vio así facilitada su identificación.

Se trata de un conocido delincuente de con un amplio historial delictivo que en el momento de su detención presentaba cortes en las manos, brazos y en la frente.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Noviembre 2019
L M X J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 30
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD