15-05-2019 / 17:20 h EFE

El candidato de Unidas se puede a alcalde de La Laguna, Rubens Ascanio, ha anunciado que su grupo promoverá una profunda reorganización de los tributos municipales para hacerlos “más sociales y justos”.

Según la Auditoría más reciente del Fondo Canario de Financiación Municipal, entre 2013 y 2016 la presión fiscal por habitante y año subió en La Laguna desde 509 euros a los 662 euros, por encima de la media de Canarias del año 2015 que fue de 541 euros por habitante.

“Lamentablemente esa presión no se refleja posteriormente en una mejora de la situación de las calles o de los servicios públicos que la población recibe, siendo además una presión que recae principalmente sobre las economías familiares más débiles”, afirma Ascanio en un comunicado.

La confluencia lagunera plantea también la necesidad de desarrollar los tributos no implementados este mandato, como los relativos a las empresas de energía o telecomunicaciones que ocupan espacio público.

También "habrá que estudiar" el desarrollo de tributos a los bienes del Ministerio de Defensa y del Obispado, según Ascanio.

"Rresulta difícil de entender que una propiedad como la del Seminario, que ocupa en total 115.219 metros cuadrados y tiene 14.430 metros cuadrados construidos, con un valor catastral de más de 13,5 millones de euros, según datos de 2012, no pague el IBI", señala Ascanio.

Sobre todo cuando en ese lugar se desarrollan actividades lucrativas y se tiene previsto implantar uno de los mayores centros de oficinas del municipio, agrega.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Noviembre 2021
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 30        
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD