15-05-2019 / 20:19 h EFE

La plantilla y cuerpo técnico del Málaga vivieron este miércoles una jornada de convivencia en la que cambió el fútbol por una competición en karts y una posterior comida de confraternidad, en una semana en la que el equipo no tiene partido al tener que medirse al Reus, rival que ha sido descalificado.

Los jugadores malaguistas junto al entrenador, Víctor Sánchez del Amo, sus colaboradores y personal del primer equipo, estuvieron en el karting de la localidad malagueña de Campillos, donde disfrutaron de un par de horas con estos pequeños coches, y después se trasladaron a Pizarra para una cena en un restaurante de esta localidad también malagueña.

Víctor Sánchez, tras el triunfo del pasado lunes ante el Oviedo (3-0) en el estadio de La Rosaleda en la última jornada de LaLiga 1/2/3, decidió organizar estas actividades para intentar unir más a los futbolistas en el tramo final del campeonato, donde el equipo blanquiazul se juega el disputar la fase de promoción de ascenso.

El conjunto malagueño volverá al trabajo sobre el césped el jueves y el viernes, mientras que el sábado y domingo serán de descanso para regresar al trabajo el lunes, ya que el siguiente compromiso liguero está fijado para el viernes 24 de mayo ante el Zaragoza en La Rosaleda.

Para ese partido será baja el centrocampista albanés Keidi Bare, sancionado con un encuentro por su expulsión frente al Oviedo, pero podrían regresar el defensa uruguayo Federico Ricca, ausente dos partidos por un esguince de tobillo, y el centrocampista Dani Pacheco, que lleva varias semanas lesionado por una rotura fibrilar en el bíceps femoral de la pierna derecha.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Agosto 2020
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD