18-05-2019 / 20:50 h EFE

Alrededor de 150 personas se han manifestado este sábado en Ribaforada para mostrar su repulsa a la deportación del vecino senegalés Modou Khadim Sow, que se formalizó el pasado 6 de mayo y sobre la que varios colectivos han denunciado la gravedad del método empleado para formalizar la expulsión.

En la marcha, convocada por el colectivo senegalés de la Ribera, los asistentes han gritado consignas contrarias a las expulsiones exprés como “La Ley de Extranjería es una porquería” o “Ninguna persona es ilegal”, al tiempo que recorrían varias calles del casco urbano de Ribaforada hasta llegar a una céntrica plaza en la que un vecino ha leído un texto de apoyo a Modou.

Varios colectivos, plataformas y ONGs de Navarra, como SOS Racismo, Médicos del Mundo o Papeles y Derechos Denontzat, se han unido para denunciar, como manifestaron hace unos días en un comunicado de prensa conjunto, la “connivencia de una administración pública”, en este caso el Ayuntamiento de Ribaforada, con la expulsión exprés de Modou.

Su crítica se centra en el hecho de que este vecino, que llevaba alrededor de una década en España y que se encontraba sin papeles, fuese citado mediante una carta del consistorio recibida en su domicilio para personarse en la casa consistorial y “solventar un trámite relacionado con su empadronamiento”.

Una vez allí, según narran varias personas del entorno de Modou, fue detenido y trasladado a dependencias policiales por agentes de Policía Nacional y expulsado a Senegal en menos de 48 horas sin que conste que recibiera asistencia jurídica, por lo que los mencionados colectivos critican que el Ayuntamiento “se prestase al engaño” y ponen “muy en duda” la legalidad del procedimiento.

Esta serie de entidades ha consultado al Defensor del Pueblo sobre este caso y entienden que la actuación municipal “podría constituir un indicio de prevaricación por parte de la administración”, señalando que el consistorio de Ribaforada “no solo ha desprotegido a Modou sino que ha colaborado mediante engaños y de forma directa”.

Por su parte, el alcalde de Ribaforada respondió hace unos días a las críticas argumentando que el Ayuntamiento había cumplido “un requerimiento de la policía” y asegurando que sobre Modou Khadim Sow pesaban “una orden de expulsión desde 2015 y varios antecedentes por delitos como falsedad documental y venta ilegal”.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Julio 2020
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD