23-05-2019 / 16:50 h EFE

Marta Chirino ha asumido la presidencia de la Fundación Martín Chirino tras el fallecimiento de su padre, enfrentándose al reto de continuar con su legado, "ampliar la difusión" del arte y el pensamiento y "abrir Canarias y la Fundación al resto del mundo".

"He asumido la presidencia de forma inmediata para que la Fundación no tuviera un vacío, para que se supiera que nuestra familia va a continuar con su labor", ha explicado a Efe la hija del escultor, quien considera que, de no haberlo hecho así, "se podría dar pie a pensar" de que, tras la muerte de Chirino, "no habría una intención firme de continuar con el camino que dejó trazado".

Marta Chirino se propone que la Fundación continúe con la reflexión sobre el arte y el pensamiento, sobre todo, basado en la historia del arte de Canarias y que, además, se lleve a cabo un estudio en profundidad y se le de relevancia en la sociedad.

Como nueva presidenta, se enfrenta al reto de "ampliar la difusión y no quedarse en lo local" y aspira a que la figura de su padre "trascienda" y "conseguir llevar la Fundación y Canarias al resto del mundo, abrirla y luchar más por darla a conocer".

Asimismo, la hija de uno de los máximos representantes de la escultura abstracta española ha lamentado que en este país no cuente con grandes creadores "que no pueden salir adelante, no pueden exponer sus obras, sobrevivir ni ser conocidos porque no hay manera de llegar hasta ellos", de forma que "se está perdiendo mucho talento".

"Los poderes políticos tiene que apoyar muchísimo más la cultura", ha insistido Chirino, señalando que el país necesita que "la Ley de Mecenazgo salga adelante, ya que de esta manera las empresas podrían deducir (su apoyo a la cultura) y todos los creadores tendrían la posibilidad de llegar a un patrocinio".

El apoyo económico es esencial para poder realizar todos esos proyectos que son importantes no sólo para dar a conocer la figura de Martín Chirino, sino para la sociedad canaria, porque son estudios de la historia de su arte, ha indicado Marta Chirino, recordando que su padre quería que "los estudios del arte y el pensamiento en Canarias se hagan desde el origen, desde los aborígenes".

La sociedad prehispánica de Canarias era muy importante para Martín Chirino, porque a través de ella "tuvo el mayor acercamiento a la espiral (un motivo recurrente en su obra), con las pintaderas y los petroglifos de los guanches", ha recordado su hija.

La última pieza del escultor del hierro grancanario fue un violonchelo en hierro sobre madera que mostró una semana antes de fallecer y el mismo día de su cumpleaños, a sus familiares y amigos.

"Es como si él hubiera querido terminar de una manera muy triunfal, es muy bonito lo que nos deja, todo rematado para que podamos disfrutarlo", ha concluido Marta Chirino, quien ya ha tenido la oportunidad de disfrutar la primera exposición póstuma de su padre que acoge la galería Marlborough de Barcelona y que puede visitarse hasta el próximo 15 de junio.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Septiembre 2020
L M X J V S D
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 30      
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD