29-05-2019 / 18:10 h EFE

El sindicato médico CESM ha denunciado este martes la situación de desprotección y el aumento de las agresiones y amenazas a facultativos, muchas de ellas por la prescripción y dispensación del fármaco Rivotril, un potente ansiolítico con el que las mafias trafican para mezclarlo con hachís en Marruecos y crear una droga llamada "karkubi".

En un comunicado, Cesm ha remarcado que las agresiones y amenazas a médicos de Atención Primaria se podrían evitar en los casos relacionados con el Rivotril si se prohibiera su prescripción en centros de salud o se necesitara un visado de inspección.

Asimismo, ha recordado que la consejería competente se comprometió a la regulación de la prescripción de este fármaco y a mejorar la seguridad en estos consultorios.

"La realidad es que, a día de hoy, todavía no se ha llevado a cabo ninguna acción para mejorar la seguridad en algunos de los consultorios más conflictivos, como el de Los Mateos, perteneciente al Centro de Salud de Santa Lucía en el Área II, en Cartagena", ha asegurado este sindicato médico.

Para Cesm, es "vergonzoso" que este consultorio carezca de un vigilante de seguridad y que los miembros del equipo que trabajan en él tengan que enfrentarse "a diario a una absoluta desprotección y a situaciones que ponen en riesgo su integridad física y mental".

Finalmente, esta organización sindical ha exigido la presencia de personal de seguridad, no solo en los centros de salud, sino también en los consultorios periféricos que lo necesiten.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Noviembre 2020
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 30          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD