29-05-2019 / 18:40 h EFE

El hombre para el que su exmujer solicita dos años de cárcel por abrir una carta dirigida a su hijo de 10 años ha declarado en el juicio que su intención era "velar por la seguridad" del niño y "ejercer la patria potestad".

El Juzgado de lo Penal número 15 de Sevilla ha enjuiciado este miércoles a este padre para quien la acusación particular, además de la prisión, pide una multa de 12 meses con una cuota de 6 euros diarios y el pago de una indemnización de 6.000 euros, la mitad para el hijo y la otra mitad para su tía, que escribió la carta.

La Fiscalía, por su parte, reclama la libre absolución del acusado porque entiende que no cometió el delito de revelación de secretos que señalan su exmujer y su excuñada.

Los hechos que ahora se juzgan datan de 2012, pocos días antes de que el menor declarase ante el juez en el marco de una denuncia de su madre contra su padre por presunta violencia de género.

La tía del niño escribió una carta dirigida a su sobrino, que se llama igual que el padre, y este la abrió pensando que era para él, pero una vez que vio el contenido no se la dio al hijo y decidió aportarla al Juzgado de lo Penal número 4, encargado de la causa en la que estaba imputado y que lo absolvió del presunto maltrato en 2015.

La sentencia, además, obligó a la exesposa a abonar una cuarta parte de las costas.

En la carta, la tía y ahora denunciante calificaba al padre como un "ogro" y daba al niño instrucciones sobre lo que debía declarar días después ante el juez, según han informado a Efe fuentes del caso.

En su declaración ante el Juzgado de lo Penal número 15, el padre ha refrendado lo que dijo durante la instrucción del caso, que fue archivado por el magistrado que lo investigó y después fue reabierto por la Audiencia Provincial de Sevilla.

En este sentido, aunque la custodia del aún menor corresponde a la madre, el padre ha recordado que la patria potestad es compartida y la ejerció al considerar que el contenido de la misiva "no era apropiado".

La madre y la tía han declarado que el niño no autorizó al padre a abrir esa carta, cuyo objetivo, según la progenitora, era felicitar las Navidades al hijo.

El juicio ha quedado visto para sentencia sin que el menor haya comparecido ante el tribunal, ya que la madre renunció a su testimonio después de proponerlo como testigo al principio.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Julio 2020
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD