30-05-2019 / 18:20 h EFE

Paulo, 30 may (EFECOM).- La economía brasileña creció un 0,5 % entre enero y marzo frente a los tres primeros meses del año pasado, pero retrocedió un 0,2 % respecto al cuarto trimestre de 2018, lo que interrumpió una secuencia positiva que venía desde finales de 2016 en la comparación continua.

El resultado, en sintonía con lo que esperaba el mercado, se presenta en los primeros meses de Gobierno del presidente brasileño, Jair Bolsonaro, un líder de ultraderecha que ya entregó al Congreso una polémica reforma de jubilaciones para intentar enderezar las maltrechas cuentas públicas del país.

El balance trimestral confirmó el pronóstico del centenar de analistas del sector privado consultados semanalmente por el Banco Central (BC), que vienen reduciendo las tasas de crecimiento para el año, y advirtieron sobre las dificultades para consolidar la recuperación económica del país.

El Gobierno y el mercado esperan ansiosos la aprobación de la reforma al sistema de jubilaciones y pensiones, considerada como "vital" por el equipo económico de Bolsonaro, encabezado por el ministro de Economía, Paulo Guedes, para consolidar la confianza de los inversores extranjeros y controlar el gasto público.

No obstante, el fraccionamiento del oficialismo en el Parlamento y las polémicas en los primeros cinco meses de Gobierno de Bolsonaro han dificultado las alianzas y el apoyo necesario en la Cámara de Diputados y en el Senado para sacar adelante la iniciativa de reforma elaborada por Guedes y su equipo.

Con ese escenario, los economistas del mercado consultados cada semana para el boletín Focus del BC rebajaron el último lunes las proyecciones de expansión de la economía brasileña este año por décima tercera vez consecutiva, al pasar del 1,24 % previsto el 20 de mayo para el 1,23 % siete días después.

Las previsiones para 2020, 2021 y 2022, en tanto, se mantuvieron intactas, con un avance proyectado del 2,5 % para cada uno de esos años.

Brasil sufrió en 2015 y 2016 la mayor recesión en su historia, con una caída acumulada del producto interior bruto (PIB) de siete puntos porcentuales, y la economía comenzó a recuperarse en 2017 pero con un ligero crecimiento del 1,1 %, que se repitió en 2018.

En el acumulado de los cuatro trimestres finalizados en marzo, el avance en comparación con el período interanual anterior fue del 0,9 %.

De acuerdo con el estatal Instituto Brasileño de Geografía y Estadísticas (IBGE), el PIB de la mayor economía sudamericana se situó al 31 de marzo en 1,7 billones de reales (unos 425.000 millones de dólares).

En valores corrientes, el PIB del primer trimestre de 2019 registró 1,4 billones de reales (unos 350.000 millones de dólares) por concepto de valor adicional de precios básicos y los 251.500 millones de reales restantes (unos 62.875 millones de dólares) correspondientes a impuestos sobre productos.

Por valores acumulados, el consumo familiar lideró el PIB en el trimestre con 1,07 billones de reales (unos 367.500 millones de dólares), seguido por el consumo del Gobierno con 329.800 millones de reales (unos 82.450 millones de dólares) y la industria, que se situó en 297.000 millones de reales (unos 74.250 millones de dólares).

En el trimestre, comparado frente al período enero-marzo de 2018, retrocedieron componentes como el agropecuario (-0,1 %) y la industria (-1,1 %), mientras que subieron los de servicios (1,2 %), formación bruta de capital fijo -que mide las inversiones- (0,9 %), consumo familiar (1,3 %) y consumo del Gobierno (0,1 %).

La caída de la industria, según analistas, obedeció al impacto de la crisis de Argentina, el principal socio comercial de Brasil en la región, y al retroceso de la demanda interna de productos manufacturados.

En materia de exportaciones, el avance en el primer trimestre fue del 1,0 % en comparación a los mismos meses de 2018, pero frente al período octubre-diciembre del año pasado hubo una contracción del 1,9 %.

Las importaciones tuvieron una reducción del 2,5 % respecto a los tres primeros meses del año pasado, y del 6,1 % frente al cuarto trimestre de 2018.

Las inversiones, a su vez, evidenciaron un leve repunte y representaron un 15,5 % del PIB en el primer trimestre de este año, frente al 15,2 % de su participación en la economía del país entre enero y marzo de 2018.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Junio 2022
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD