01-06-2019 / 11:59 h EFE

El Ramadán en Madrid no es sólo un mes religioso para los musulmanes de la ciudad, también es un punto de encuentro con la cultura árabe y una oportunidad de integración y conocimiento a través de la música, cine o danza cuando llegue el atardecer a la ciudad, gracias al festival 'Noches de Ramadán'.

El festival que se prolonga durante quince días -hasta el 9 de junio- coincide con la última parte del Ramadán, pero no es en absoluto religioso, sino un escaparate cultural que, al caer el sol, busca desterrar mitos y estereotipos de esta cultura con nuevas expresiones artísticas sin olvidar las tradiciones.

Fue en el noveno mes del calendario lunar, en el mes de Ramadán, cuando El Corán le fue revelado a Mahoma; una celebración de festividad para los fieles y especial significado religioso, más allá de abstenerse de beber, comer, fumar y mantener relaciones en las horas diurnas.

“Ramadán Karim” (Ramadán generoso, en español) es el lema con el que el Ayuntamiento de Madrid -institución que coordina y promueve este festival con numerosas sedes que se integran en la programación- felicita e invita a adentrarse en la cultura musulmana, a través del diálogo y la diversidad.

‘Noches de Ramadán’ comenzó en el 2006 en el barrio Lavapiés, donde conviven cerca de cien nacionalidades y decenas de idiomas, y en sus sucesivas ediciones se ha expandido a otros distritos de la capital como Arganzuela, Carabanchel, Tetuán o Vicálvaro.

La idea conceptual del festival era “romper con la islamofobia y reducir la estigmatización de la sociedad musulmana” escalada por los atentados del 11-M, asegura el programador de ’Noches de Ramadán’ a EFE y se congratula que, en los últimos años, se haya convertido en un “punto de encuentro y miscelania cultural”.

Las Naciones Unidas marca el 2019 como el Año Internacional de la Moderación y marca como objetivo fomentar la inclusión, el respeto a la diversidad, la comprensión, la tolerancia y la cooperación entre los pueblos de distintas culturas, religiones y creencias.

Otra de las luchas que se ha marcado este festival desde sus inicios es visibilidad el papel de la mujer en el mundo árabe y, para ello, han marcado un sistema paritario en el que el 50 % de las actividades son llevadas a cabo por mujeres para mostrar que “desafían el modelo tradicional y toman el destino de sus manos”.

En el marco de la programación, el Museo San Isidro, donde se atesoran los orígenes de Madrid, acogerá ciclos de conferencias como “Los nueve significados del velo y ninguno es religioso” que impartirá la politóloga iraní Nazanin Armanian, en el que desarrollará como desde el avance de la extrema derecha religiosa en Oriente Próximo, el “velo”, se ha convertido en el símbolo del estatus de subgénero de la mujer.

La globalización ha dado lugar a la fusión de las culturas como se podrá disfrutar del espectáculo ‘Leilunar’ en el Fernán Gómez Centro Cultural de la Villa, en la que el flamenco, lo árabe y lo magrebí se dan la mano en temas propios y versiones de temas populares que aúnan las tres esencias.

La programación cinematográfica, que tiene lugar en Cineteca (Matadero), se podrá visionar ‘Bar Bahar. Entre dos mundos’ (Israel, 2016) en el que se cuenta la historia de tres mujeres palestinas que viven en Tel Aviv e intentan buscar el equilibrio entre la modernidad y la tradición o los cortos documentales ‘Solo las palomas vuelan’ o ‘Skeikima’.

Los más de 285.000 musulmanes que hay en la Comunidad de Madrid podrán disfrutar de estas actividades que reivindican su cultura, al igual que el resto de ciudadanos se podrán nutrir de la cultura musulmana.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Octubre 2022
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD