04-06-2019 / 9:40: h EFE

La Sala de lo Contencioso del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de la Región de Murcia ha anulado la multa de 600 euros impuesta por la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS) a una mujer porque no ha demostrado que regara con aguas procedentes de la desalinizadora de Valdelentisco sin contar con la autorización de aquel organismo.

Según el expediente sancionador, la ahora demandante utilizó casi 800 metros cúbicos de agua procedentes de la citada desalinizadora, durante el primer trimestre de 2017, sin disponer de la preceptiva concesión administrativa o autorización del órgano de cuenca.

La sala señala que esa afirmación no ha sido demostrada por la CHS, por lo que anula su acuerdo por no se ajustado a derecho y la condena al pago de las costas del proceso judicial.

El único documento tenido en cuenta para considerar que se había producido un riego ilegal, dice el TSJ, fue un listado de la empresa Acuamed en el que figuraban más de cien nombres y que no estaba firmado "ni elaborado ni contrastado por ningún funcionario público".

Dice también la sentencia que el informe de Acuamed no hacía mención alguna al volumen de agua facturada, ni si la misma había sido consumida o no por la recurrente.

La CHS, concluye la Sala, sin practicar ninguna otra prueba, formuló el pliego de cargos y, terminado el expediente, dictó la resolución sancionadora.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Noviembre 2021
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 30        
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD