04-06-2019 / 12:51 h EFE

Una mujer ha reclamado una indemnización de 3.000 euros a la Consejería de Salud del gobierno murciano por un error médico que dificultó la entrega del cuerpo de su hermana a la Ciencia, como esta había dispuesto en sus últimas decisiones, y que le obligó a realizar diversas gestiones para solucionar el problema.

El asunto ha llegado hasta el Consejo Jurídico de la Región de Murcia (CJRM), órgano que ha emitido un dictamen, a instancias de la citada Consejería, en el que se indica que la reclamante no ha demostrado los daños y perjuicios que asegura haber sufrido debido al error cometido por un médico al certificar que su hermana había fallecido por una enfermedad contagiosa, cuando realmente no era así.

En su reclamación, la demandante señaló que la fallecida fue atendida desde diciembre de 2014 en el hospital Santa Lucía de Cartagena y que tras recibir el alta el cinco de marzo de 2015, tuvo que ser ingresada de nuevo al empeorar su estado, para fallecer después.

El facultativo que emitió el parte médico del fallecimiento para su anotación en el Registro Civil de Cartagena cometió el error de señalar que la causa de la muerte era una "cirrosis VHC".

La demandante se encontró entonces con que la facultad de Medicina de la Universidad de Murcia (UMU) ponía reparos a recibir el cadáver para la Ciencia, lo que le obligó a realizar las gestiones oportunas para que se procediera a corregir el error cometido.

El médico así lo hizo, además de pedir disculpas por el mismo, pero de nuevo se cometió otro fallo, al figurar en el segundo certificado no los datos de identidad de la paciente, sino los de su hermana, lo que obligó a realizar otra rectificación.

Según la demandante, le correspondía ser indemnizada con 3.000 euros por los gastos desembolsados para resolver todos esos problemas y para conseguir que la UMU aceptara la donación del cadáver para las prácticas de los estudiantes de Medicina.

También alegó que se había visto perjudicada porque para realizar todas las gestiones tuvo que mantener cerrado su negocio dos días.

El CJRM ha propuesto la desestimación de la demanda al señalar que aquella no ha presentado pericial alguna en apoyo de sus reivindicaciones y que tampoco ha demostrado los desembolsos alegados.

Por otra parte, en cuanto a su alegación de que lo ocurrido le había creado un estado de ansiedad al ver que se dificultaba el cumplimiento de la última voluntad de la fallecida, a la que estaba muy unida, el órgano consultivo dice que el mismo le fue referido por ella misma a la doctora que la atendió en un centro de salud mental siete meses después del óbito.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Agosto 2020
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD