04-06-2019 / 16:49 h EFE

Cristina Fernández, quien presidió Argentina entre 2007 y 2015 y actualmente senadora, deberá elegir entre la pensión que recibe como antigua jefa de Estado o la que percibe por ser viuda del también exmandatario Néstor Kirchner (2003-2007), según estableció este martes el Gobierno en un decreto.

En el documento, publicado en el Boletín Oficial y firmado por el actual presidente argentino, Mauricio Macri, y la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley, se rechaza un recurso que Fernández interpuso en 2016 contra una resolución de ese año en la que ya se le hacía optar por una de las asignaciones.

"La Dra. Fernandez de Kirchner rechazó que debiera ejercer opción alguna, así como proceder a la devolución de los montos indebidamente pagados y solicitó el cese de las retenciones y el reintegro de sumas de dinero que consideró indebidamente retenidas", destaca el decreto.

En el recurso presentado por la senadora alegaba que la Administración "no tenía competencia para suspender los efectos de un acto firme y consentido" y consideraba que había "derechos subjetivos a su favor que no pueden ser revocados, modificados o sustituidos en sede administrativa"

"La postura de la recurrente, insistiendo en mantener simultáneamente dos regímenes especiales o de privilegio, resulta antijurídica. Tal postura contrasta con la alternativa que el Estado Nacional le ofreció para que pueda declinar una pretensión que no admite términos medios, dado que nuestro orden jurídico no consiente el derecho de gozar acumulativamente de dos regímenes de privilegio", indica el texto publicado hoy.

Cristina Fernández obtuvo en diciembre de 2010 una pensión no contributiva por la muerte de su esposo, Néstor Kirchner, de un paro cardiaco, un beneficio considerado Asignación Mensual Vitalicia para expresidentes que le correspondía por ser la viuda de un primer mandatario.

Cinco años más tarde, al finalizar su segundo mandato, Fernández comenzó a cobrar otra pensión vitalicia, esta vez por haber sido presidenta, aunque el Ejecutivo sostiene que la ley aboga por que esa asignación sea incompatible con el disfrute de toda jubilación, pensión, retiro o prestación estatal de gracia.

Según trascendió entonces, la expresidenta cobraba unos 330.000 pesos (unos 21.700 dólares en ese momento, 7.367,91 actuales) mensuales antes de impuestos por su jubilación vitalicia como exmandataria y por viudedad.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Septiembre 2022
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 30  
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD