04-06-2019 / 20:19 h EFE

id, 4 jun (EFECOM).- Sacyr Concesiones espera tener a partir de 2021 un flujo de caja excedentario, que le permitirá analizar nuevas oportunidades en el mercado y entregar el resto que le pudiera quedar a la matriz para que haga lo que estime más conveniente, según fuentes de la compañía.

La división de Concesiones del grupo, que este martes ha celebrado su Día del Inversor y ha presentado sus previsiones para el periodo 2019-2022, ha indicado que a partir de 2021 generaría 40 millones de flujo de caja, 182 millones en 2022 y cerca de 200 millones de promedio hasta 2029, sin tener en cuenta la rotación de activos.

Sacyr Concesiones, con 44 contratos de concesión en la actualidad, con una vida media de 27 años y 12.500 millones de euros de inversión, ha rotado o desinvertido en 23 activos desde el año 2009, en seis de ellos de forma total.

En los últimos meses, Sacyr ha cerrado la desinversión total en la concesionaria de autopistas Itínere y espera cerrar antes de que acabe junio la operación de venta del 49 % de una cartera de activos en Chile.

Sacyr Concesiones ha obtenido desde 2009 más de 300 millones generados con la rotación de activos y el valor total de la división lo cifra en 1.800 millones de euros -1.200 millones concentrados en cinco o seis activos-, que espera que de aquí a diez años sea el doble de lo que se estima ahora.

Además, a partir de ahora todos los proyectos de concesiones de servicios, agua, energía o industriales serán estructurados y gestionados por la división de Concesiones, aunque las filiales correspondientes seguirán haciéndose cargo de los contratos de operación y mantenimiento y en ningún caso ese liderazgo de Sacyr Concesiones en los proyectos supondrá la integración en ella de otras divisiones, como Valoriza.

Sacyr Concesiones participa en 12 proyectos con diferente grado de avance en la licitación valorados en 6.000 millones de euros: dos hospitales en Terranova (Canadá), Miami Dade Courthouse, en EEUU; un proyecto de abastecimiento de agua en México; aeropuertos en Perú; el Metro de Bogotá y un hospital en Colombia; la Ruta de la Fruta y hospitales en Chile; la planta de residuos de Moreton Bay en Australia y hospitales en Italia y Portugal.

Dentro de esa cartera potencial de 6.000 millones a cinco años, el proyecto de la Ruta de la Fruta o Ruta 66 en Chile es el más avanzado y Sacyr Concesiones, el único ofertante, espera resultar adjudicatario el próximo 27 de junio.

La inversión promedio en él es de unos 600 millones de euros, con un plazo de desarrollo de tres años y otros tres de construcción, con unas necesidades de recurso por debajo de 100 millones de euros.

Sacyr descarta abrir la división de Concesiones a la entrada de un socio financiero o sacarla a bolsa y prefiere la rotación de activos.

Respecto a la autopista de las Pedrizas, en Málaga, Sacyr ve probable que se produzca una desinversión parcial en este activo, al haber muchos inversores interesados, y su idea es conservar un 51 % para gestionar y controlar el activo.

En cuanto a la concesionaria de autopistas Itínere, en la que Sacyr tenía una participación del 15 % que vendió a Corsair, los procedimientos que hay abiertos por esta venta uno judicial y otro arbitral-, a finales de verano tendrán lugar las actuaciones ante la juez y en el arbitral no hay aún notificación oficial sobre el trámite de audiencia previa.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Septiembre 2022
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 30  
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD