06-06-2019 / 20:10 h EFE

La Unión Europea (UE) adoptó hoy una nueva normativa para un plan plurianual que gestionará las reservas pesqueras demersales (las que viven en el fondo marino, como la merluza o la gamba), en el Mediterráneo occidental.

El objetivo es revitalizar las poblaciones en declive y garantizar la sostenibilidad ambiental y socioeconómica de las pesquerías en esa zona, que incluye sobre todo aguas españolas, francesas e italianas, según el Consejo (países UE).

El plan implicará esfuerzos para los barcos de arrastre que operan en el Mediterráneo occidental, pero a la vez permitirá cierta flexibilidad para tener en cuenta la pesquerías mixtas.

La finalidad es restablecer estas poblaciones a niveles que permitan garantizar la viabilidad social y económica de los pescadores y los más de 16.000 empleos que dependen de la pesca.

Para ello establece objetivos de pesca para las poblaciones demersales con mayor importancia comercial: merluza, salmonete de roca, gamba de altura, cigala, gamba roja del Mediterráneo y langostino morunol.

Se coordinará a escala de la UE y se aplicará a todos los arrastreros que operen en la región; cada año, basándose en dictámenes científicos, el Consejo decidirá el número máximo de días de pesca -también denominado esfuerzo pesquero admisible- para cada categoría de flota por Estado miembro.

Se introducirá un área de cierre de tres meses para la protección de los juveniles y se establecerán medidas técnicas específicas de conservación para todas las poblaciones.

Las capturas de estas poblaciones, según el Consejo, han disminuido cerca de un 23 % desde principios de los años 2000 y, de mantener el ritmo actual, más del 90 % de las poblaciones sufriría sobrepesca en 2025.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Julio 2020
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD