11-06-2019 / 11:10 h EFE

La Guardia Civil ha detenido a un joven de 22 años que conducía un automóvil deportivo a 228 kilómetros por hora una carretera secundaria limitada a 100, cerca de la localidad madrileña de Algete.

La Comandancia de la Guardia Civil de Madrid ha informado de que el conductor fue interceptado recientemente de madrugada en uno de los controles rutinarios que hace Tráfico en carreteras secundarias.

Los agentes de Tráfico estaban en el kilómetro 18 de la M-111, en el término municipal de Algete, cuando detectaron un coche Lamborghini Huracán que circulaba a 228 kilómetros por hora en un tramo limitado a 100.

Le dieron el alto y comprobaron que en el coche solo iba el conductor, un joven de 22 años español residente en Uceda (Guadalajara) que no tiene antecedentes y que dio negativo en las pruebas de detección de alcohol y drogas.

El joven quedó investigado por un presunto delito contra la seguridad vial tipificado en el artículo 379 del Código Penal por el que podría ser condenado a una pena de prisión de tres a seis meses o a la de multa de seis a doce meses y trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 90 días.

En cualquier caso se le privará del derecho a conducir por un tiempo de entre uno y cuatro años, según la Guardia Civil.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Diciembre 2022
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD