11-06-2019 / 17:51 h EFE

La Audiencia de Gipuzkoa juzgará este mes a un individuo para el que la Fiscalía reclama catorce años de cárcel por intentar matar en 2017 a un hombre al que presuntamente tiroteó por la espalda cuando se encontraba en un parque de Arrasate junto a sus tres hijos menores edad.

Según recoge el escrito de acusación provisional del Ministerio Público, al que hoy ha tenido acceso EFE, los hechos se produjeron sobre las 13.15 horas del 12 de abril de 2017, cuando el procesado se dirigió en coche a la citada plaza "con el meditado propósito de acabar con la vida de quien allí se encontrara".

Una vez en el lugar, el procesado estacionó en doble fila, "tanto para facilitar su huida como para evitar ser descubierto por su potencial víctima", y, desde el automóvil, divisó en la plaza al perjudicado, un hombre de nacionalidad pakistaní "que se encontraba disfrutando de sus tres hijos menores en el parque infantil" situado en aquel lugar.

El inculpado esperó a que la víctima se encontrara de espaldas, "asegurándose así que no pudiera apercibirse en forma alguna del ataque del que iba a ser objeto", y, "desde el asiento del conductor, sacó una pistola detonadora de nueve milímetros" que se encontraba manipulada, en la que cargó varios cartuchos de fogueo equipados con un elemento metálico "a modo de proyectil".

De esta manera, con la intención de matar a "la víctima escogida", presuntamente realizó al menos dos disparos, uno de los cuales alcanzó al perjudicado en la parte izquierda de la espalda, a nivel de la décima costilla.

El proyectil se fragmento y lesionó en su recorrido distintas partes blandas del cuerpo del tiroteado, además del diafragma, la pleura, el pericardio, el miocardio del ventrículo izquierdo, así como el bazo y la grasa periesplénica.

Unas heridas que, según el Ministerio Público, "le hubieran causado la muerte de no haber sido intervenido médica y quirúrgicamente", tras lo que tardó en recuperarse 254 días, diez de los cuales permaneció hospitalizado.

A raíz de estos hechos, el afectado padece diferentes secuelas como la presencia de "cuerpos extraños" en distintas partes de su cuerpo, entre ellos la región cardíaca, que además "determinan una incapacidad laboral permanente parcial para el desarrollo de las actividades laborales habituales que desempeñaba" antes de este incidente.

El acusado, que se encuentra privado de libertad por estos hechos desde el 13 de julio de 2017, permanece internado en la unidad de psiquiatría legal del Hospital Aita Menni.

La Fiscalía considera que estos hechos son constitutivos de un delito de asesinato en grado de tentativa por el que, además de la pena de catorce años de prisión, demanda que el inculpado no pueda aproximarse a su víctima durante veinte años y que le indemnice con 14.625 euros por las lesiones causadas y con 66.755 por las secuelas sufridas.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Mayo 2022
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD