13-06-2019 / 12:50 h EFE

Una exposición organizada por el Gobierno Foral, en colaboración con el Observatorio Europeo de las memorias (EUROM) y el proyecto Arte Público y Memoria de la Universidad de Barcelona, muestra en Pamplona los más de 300 símbolos franquistas retirados en Navarra desde 2015.

La exposición, que ha sido inaugurada este jueves por la consejera en funciones de Relaciones Ciudadanas e Institucionales, Ana Ollo, se ubica en el Paseo Sarasate de Pamplona y muestra los símbolos y menciones honoríficas franquistas que han sido retiradas de la vía pública esta legislatura.

La instalación, ubicada dentro de un contenedor de madera, se complementa con una serie de fotografías que ilustran el proceso de retirada de la laureada situada en la fachada de la Diputación Foral de Navarra.

En la exposición se muestran varias placas metálicas del Instituto Nacional de la Vivienda con el símbolo franquista del yugo y las flechas, retiradas de fachadas de viviendas navarras, y varias placas con nombres de calles dedicadas a personas relacionadas con el régimen franquista.

Además, un mapa interactivo permite geolocalizar y conocer buena parte de la simbología retirada, ha explicado la consejera, quien ha estado acompañada por el director general de Paz, Convivencia y Derechos Humanos, Álvaro Baraibar.

Ollo ha declarado en este acto inaugural que la Ley de Memoria Histórica de Navarra obligaba a las instituciones a la retirada de la simbología franquista, pero "durante décadas" no han llevado a cabo esta tarea.

Las instituciones, ha agregado, "hemos llegado tarde, pero creo que en estos últimos cuatro años hemos llegado con compromiso y con voluntad, no solo porque era un mandato legal, sino que también es un compromiso que entendemos ético con la sociedad".

"Si queremos avanzar hacia una sociedad democrática, esa sociedad tiene que estar basada, en este caso, en la democratización del espacio público, que pasa por la retirada de toda la simbología que exaltaba esa violencia que se produjo con el golpe militar y los años posteriores con el franquismo", ha destacado la consejera.

Ollo ha recordado que, durante la guerra civil, Navarra "fue una tierra especialmente castigada, hubo más de 3.000 personas asesinadas en los primeros meses de ese golpe militar sin haber frente de guerra, hubo miles de exiliados".

Por ello, ha apostado por transmitir a las nuevas generaciones "que la memoria no es una cuestión del pasado, es una cuestión del futuro y de avanzar en esa sociedad en paz, en convivencia, en la diversidad".

"Nos han ocultado esa memoria de lo que aquí ocurrió, y no podemos permitirnos que las nuevas generaciones sigan viviendo en ese silencio y esa invisibilidad", ha asegurado.

Tras resaltar que "quedan muchas cosas por hacer" en materia de memoria histórica, la consejera ha considerado que sería "injustificable" que ningún Gobierno, sea del color que sea, "suprimiese" el trabajo que se lleva a cabo en materia de paz y convivencia.

Desde que en 2016 el Gobierno de Navarra puso en marcha el primer censo de simbología franquista, en el que se incluían 224 laureadas y placas de vivienda y 78 menciones honoríficas, nombres de calles y designaciones de hijos adoptivos o predilectos, han sido detectados casi 160 símbolos más, lo que ha elevado la cifra total a aproximadamente 460.

De todos ellos, han sido retirados más de 300 y otros casi 70 se encuentran en proceso de retirada.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Septiembre 2020
L M X J V S D
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 30      
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD