15-06-2019 / 11:21 h EFE

La Audiencia Provincial de Murcia ha confirmado la sentencia del juzgado de lo penal número Cinco de esta ciudad que, en noviembre de 2018 absolvió a dos hombres acusados de cometer tres atracos en otros tantos comercios ubicados en las pedanías murcianas de Beniajáán y Algezares.

La sentencia, a la que ha tenido acceso Efe, señala que el juez de lo penal se decidió por la sentencia absolutoria al considerar que lo hechos no habían quedado probados con la certeza y seguridad que se exige en el campo penal.

El relato de hechos probados establecía que el primer atraco se cometió el 19 de enero de 2018 en un supermercado de Beniaján, cuando, ""un autor desconocido que ocultaba su rostro con una capucha y gafas de sol grandes y armado con un cuchillo de cocina"" exigió a la cajera la entrega del dinero.

La acción delictiva no llegó a consumarse ante la presencia de otro trabajador que había escuchado los gritos de su compañera.

Poco después, ese mismo día, una persona que tampoco se considera identificada, entró en un bar de la misma pedanía y tras pedir un café logró apoderarse de 500 euros con la amenaza de un cuchillo.

El tercer hecho fue cometido el 23 de enero, cuando uno de los dos acusados que resultaron absueltos se dirigió a una confitería de Algezares con otra persona no identificada.

Aquel se quedó en el coche en que se habían desplazado junto el segundo, que fue quien entró en el local esgrimiendo una pistola con la que intimidó a la dueña.

Tampoco aquí consiguió ningún botín, al lanzarle aquella una botella de agua y salir su madre gritando, lo que le hizo huir.

Sobre este último hecho, el juez señalaba que no había quedado probado que el acusado, que se había quedado en el coche, hubiera conocido lo que su compañero había hecho en el interior del local.

La sentencia absolutoria fue apelada por Mercadona a través de un recurso que contó con la adhesión del fiscal, al considerar ambas acusaciones que los hechos cometidos en su local de Beniaján habían quedado probados con la grabación hecha por las cámaras de seguridad y las declaraciones de los dos empleados.

El recurso expuso así mismo que la testigo de la confitería reconoció al acusado, que fue identificado por las ropas que vestía y sus características físicas.

La Audiencia ha desestimado la apelación al comentar que la sentencia recurrida no resulta ilógica o arbitraria, ni se aparta de la lógica y las máximas de la experiencia.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Octubre 2020
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD