18-06-2019 / 11:20 h EFE

La compañía de seguros Catalana Occidente deberá abonar a una clienta 120.000 euros porque antes de ser diagnosticada de trastorno bipolar, que determinó su declaración de incapacidad absoluta para todo trabajo, le había informado, al concertar la póliza, de que tenía problemas de migraña, ansiedad y estrés y que había acudido a la consulta de un psiquiatra.

Así se indica en una sentencia dictada por la Audiencia Provincial de Murcia, que señala que ante esa información, la aseguradora debía haber indagado sobre esos antecedentes y realizar un interrogatorio más exhaustivo, por lo que al no haber actuado así debe correr con las consecuencias.

El tribunal, que tiene como ponente al presidente de la Audiencia, Miguel Ángel Larrosa, señala que la asegurada cumplió con el deber de informar de un elemento de indiscutible incidencia sobre el riesgo asegurado, mientras que la aseguradora no cumplió con la exigencia derivada de la ley.

Comenta la Audiencia Provincial que está acreditado que la asegurada, al contestar el cuestionario de salud a la que fue sometida, informó de sus problemas psíquicos, y que si ese documento no llegó finalmente a la aseguradora no fue por su culpa, sino que hay que atribuir ese hecho a quienes gestionaron la póliza.

La sala es tajante al comentar que "la demandante no ocultó su enfermedad, ni minimizó su alcance, por lo que está justificada la reducción del importe declarada en la sentencia apelada".

Como conclusión, la Audiencia revoca parcialmente la sentencia dictada por el Juzgado de Primera Instancia número Diez de Murcia, que limitó la indemnización a 48.000 euros al señalar que había existido una ocultación fraudulenta por parte de la ahora apelada.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Julio 2019
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31        
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD