18-06-2019 / 12:40 h EFE

El Síndic de Greuges, Rafael Ribó, ha concluido que los médicos de urgencias del Hospital de Calella que atendieron en diciembre al bebé de dos meses maltratado que acabó falleciendo en enero en Vall d'Hebron obviaron y "minimizaron" las sospechas de malos tratos y no activaron el protocolo establecido.

El Síndic, que ha finalizado la investigación abierta por este caso, también ha detectado otras carencias y descoordinaciones en el caso de este bebé, como la apertura de diferentes historias clínicas del niño, que dificultó el traspaso de información y la coordinación entre los diferentes profesionales sanitarios que atendieron al menor.

El padre del bebé fue detenido y encarcelado acusado de haber propinado maltratos al menor, que finalmente falleció en el Hospital Vall d'Hebron de Barcelona, tras ser atendido inicialmente en el Hospital de Calella.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Julio 2019
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31        
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD