18-06-2019 / 12:51 h EFE

La economía gallega crecerá un 2,2 % este año y dos décimas menos en 2020, según el informe BBVA Research presentado esta mañana en A Coruña, unas cifras que supondrían la creación de 30.000 empleos hasta finales del próximo año sobre todo en el sector servicios, la industria y la construcción.

El economista jefe para España de BBVA Research, Miguel Cardoso, ha explicado en una conferencia de prensa que la tasa de paro prevista en Galicia es del 10,5 %.

No obstante, también advierte de que a medio y largo plazo la pérdida de población será una "desventaja en términos de capital humano que pueda no renovarse" y que podría afectar a la competitividad en términos de atraer inversión.

"Hay que atajar a nivel autonómico y nacional, a través de políticas que puedan incentivar la creación de puestos de trabajo que atraigan a la población joven e incentiven que esta no emigre", abunda.

Ante esta situación aconseja que el Gobierno autonómico trabaje en formación, capacidad y reforma del sistema educativo para reducir las diferencias entre demanda y oferta de trabajo.

En todo caso, este experto se muestra partidario de que Galicia no se compare con el resto de España sino con Europa porque es "ahí donde existe una brecha importante en términos de productividad y de empleo".

El estudio del BBVA sobre la evolución y perspectivas de la economía gallega achaca el descenso del PIB gallego al 2,7 % en 2018, cuatro décimas menos que en 2017, al menor crecimiento de las exportaciones, a la evolución del consumo y a una mayor situación de incertidumbre a nivel político interno.

Sostiene que, de las provincias gallegas, A Coruña evoluciona positivamente en cuanto al consumo frente al resto, que registra una desaceleración.

También el sector turístico, indica, ha cambiado el rumbo por la ralentización de las economías de los lugares de origen de los turistas que visitan Galicia, la mejora de la percepción de la seguridad en algunos destinos turísticos competidores de la Comunidad y la mejora en la competitividad de otros destinos, lo que podría tener efectos en la creación de empleo.

Pronostica para este año una consolidación de un entorno de desaceleración hacia tasas de 2 a 2,5 %, según Cardoso, si bien el tono expansivo de la política fiscal que se refleja en el crecimiento del gasto primario de la Xunta, la inversión y la recuperación del sector de la construcción podrían mantener estos niveles de actividad sólidos.

Asimismo, contribuyen a mantener cierto optimismo la caída de los precios del petróleo y la mejora de la competitividad, que aportarán medio punto en estos dos años a la economía gallega y convierten a la Comunidad en la más beneficiada en la reducción del coste del barril de petróleo.

Los bajos tipos de interés por un periodo más prolongado de tiempo y el tipo de cambio depreciado mantendrá la competitividad de las empresas exportadoras gallegas, y el buen comportamiento de la inversión, sobre todo de bienes de equipo, adelantan crecimientos de la producción industrial.

Según el economista jefe para España de BBVA Research, el hecho de que en Galicia no se celebren elecciones previsiblemente hasta finales del próximo año "tiene una ventaja comparativa con respecto a otras comunidades que no han podido aprobar sus presupuestos", una situación que es un "signo de estabilidad".

Por el contrario, continúa, la "mayor fragmentación" del Parlamento español y la "mayor incertidumbre" restan entre dos y tres décimas al crecimiento por año desde 2015.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Julio 2019
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31        
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD