18-06-2019 / 13:42 h EFE

Una representación de la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR) en Navarra ha pedido vías “seguras y legales” para que las personas refugiadas puedan acceder a la protección internacional “sin arriesgar su vida” y ha denunciado el “aterrador” camino emprendido por la Unión Europea, “focalizándose en la externalización de fronteras”.

“Es imprescindible que la gente pueda acceder a la protección internacional sin arriesgar su vida”, ha reivindicado la coordinadora de CEAR Navarra, Idoia Oneca, que ha apostado por medidas como visados humanitarios y por seguir el ejemplo de Canadá, que cuenta con un modelo de reasentamiento y de patrocinio privado.

Oneca ha realizado estas declaraciones en rueda de prensa, donde ha comparecido este martes junto con la letrada de la asociación, Sofía Zamalloa, para presentar el informe anual ‘Las personas refugiadas en España y Europa’, un documento que refleja que 70,4 millones de personas se ven obligadas a desplazarse forzosamente a nivel mundial.

Los principales países de origen de estas personas son Siria (12 millones), Afganistán, Sudán del Sur (donde 9 millones de niños son reclutados como esclavos), Myanmar, Colombia o Venezuela.

En cuanto a los territorios de acogida, el 85 % de las personas que se tienen que desplazar acaban en países “empobrecidos” y sin suficiente capacidad de acogida, como Turquía, Pakistán o Uganda, aunque también destaca Alemania, país con más capacidad que los anteriores.

Según ha lamentado Oneca, el 52 % son menores, una cifra que ha aumentado un 10 % entre 2009 y 2019.

A nivel europeo, la coordinadora ha criticado la externalización de fronteras, que conlleva que muchas personas queden “atrapadas” en países donde no se cumplen los derechos humanos y donde “la vida no tiene ningún valor”.

Tras remarcar que la ruta del Mediterráneo es “la más mortífera”, ha denunciado que en lo que va de año está falleciendo una de cada 44 personas recorriendo esta vía (593).

También ha denunciado el cierre de puertos y la prohibición de desembarcar a embarcaciones solidarias como el Aquarius, el Open Arms o Nuestra Madre de Loreto.

“Estamos luchando por que se deje de criminalizar a la solidaridad y haya unos pactos de desembarco seguro, con programas de reubicación”, ha afirmado.

En la misma línea, la letrada Sofía Zamalloa ha calificado como “aterrador” el camino emprendido por la Unión Europea, que está “focalizándose en la externalización de fronteras”.

Asimismo, ha denunciado que en agosto de 2018, un total de 116 personas en Ceuta sufrieron las denominadas devoluciones exprés.

Tras criticar estos “incumplimientos”, Zamalloa ha trasladado que el 53 % de las personas refugiadas llegan a la Unión Europea a través de España (65.383), el 26 % lo hacen a través de Grecia (32.497), y el 19 % acceden a través de Italia (23.370).

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Julio 2019
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31        
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD