21-06-2019 / 17:40 h EFE

El Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Oviedo no asistirá el próximo domingo al encuentro entre el Cabildo de la Catedral y la corporación ovetense que el nuevo equipo de gobierno municipal ha recuperar después de que esta tradición se interrumpiera hace tres años.

La tradición, instaurada hace medio siglo, consiste en que el Ayuntamiento invite tras la misa del Corpus Christi al Cabildo a unas fresas en correspondencia al caldo que las autoridades eclesiásticas ofrecían a la corporación el Domingo de Ramos.

El nuevo equipo de gobierno municipal anunció el pasado lunes que la plaza de Trascorrales volvería a acoger este año la tradición de compartir las fresas con el Cabildo y trasladó la invitación para asistir al acto al resto de miembros de la corporación.

En un comunicado, el PSOE de Oviedo ha señalado hoy que durante el mandato de Wenceslao López como alcalde continuaron realizándose estos tradicionales encuentros, pero que en la Semana Santa de 2017 el Cabildo no cursó la invitación "por dificultades de espacio".

Los socialistas recuerdan además que, al llegar el Corpus, el alcalde invitó al Cabildo y al Arzobispado a tomar las fresas en el Ayuntamiento "a lo cual se respondió por ambos de manera negativa" por lo que se consideró que "no procedía insistir".

Para el PSOE, la recuperación de este evento por el nuevo equipo de gobierno "recuerda mucho al modelo de Gabino de Lorenzo y además aumentado" dado que se realizará "en el 'Fartódromo' con una comida, para después tomar las fresas" y se añade además la figura del "acompañante" para los miembros de la corporación.

A su juicio, se trata "de una degeneración más que desvirtúa de nuevo el tradicional evento" que el PSOE no está dispuesto a compartir dado que considera que las buenas relaciones con la Iglesia como institución "no tienen que generar un indeseable uso de los fondos públicos, incrementando los gastos y provocando mayor confusión en la separación de los poderes civiles y eclesiásticos".

El anterior equipo de gobierno y el Arzobispado mantuvieron discrepancias durante los últimos cuatro años por la continuidad de los conciertos de San Mateo en la plaza de Alfonso II el Casto al entender que el volumen de la música dañaban a la Catedral.

Además, el Cabildo renunció a la subvención de más de 20.000 euros anuales que le concedía el Ayuntamiento al cuestionar el equipo de gobierno la legalidad de esa ayuda dado que la Catedral cobraba entrada por acceder a su interior.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Diciembre 2019
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD