26-06-2019 / 20:40 h EFE

La Fiscalía ha mantenido la petición de condena al pago de 9.720 euros de multa para el médico Jesús Candel, conocido como "Spiriman" y uno de los impulsores de las movilizaciones contra la fusión sanitaria de Granada por los delitos de injurias y calumnias contra la expresidenta andaluza Susana Díaz.

El Ministerio Público ha elevado a definitivo el escrito provisional de acusación contra el médico en el final de un juicio que ha comenzado pasadas las 9.20 de la mañana de este miércoles y ha finalizado, tras un receso para comer, pasadas las 19.30 horas.

La Fiscalía ha mantenido que los hechos juzgados en el Penal 6 de Granada representan un delito continuado de injurias y otro también continuado de calumnias contra Díaz, por lo que ha interesado que Candel sea condenado al pago de 9.720 euros de multa y de una indemnización a la perjudicada de 5.000 euros.

La acusación que ha ejercido la Junta ha considerado que los hechos representan dos delitos continuados de injurias con publicidad, cometido uno contra Díaz y otro contra el exviceconsejero de Salud Martín Blanco, y otros dos de calumnias, y ha solicitado el pago de una indemnización y de una multa de 24.900 euros por los cuatro delitos.

El juicio ha analizado algunas de las declaraciones difundidas por Candel en redes sociales entre el 7 de octubre de 2017 y el 3 de agosto de 2018 en las que calificó a Díaz y a Blanco de cabrones, sinvergüenzas y prevaricadores, entre otros insultos.

La defensa del médico ha denunciado durante las cuestiones previas la "violación sistemática" de los derechos fundamentales de su representado y ha asegurado que los "supuestos insultos" del acusado se enmarcan en su libertad de expresión.

Aunque ha alegado diferentes causas por las que pedir la nulidad de la causa y ha exigido la suspensión de la vista, el juicio se ha desarrollado durante toda la jornada.

El médico de urgencias ha explicado a preguntas de los periodistas y durante un receso antes de declarar que las calificaciones a Díaz y Blanco eran críticas a la gestión sanitaria y una defensa a injurias y calumnias previas hacia su persona.

"Lo único que he hecho después ha sido defenderme de los ataques de Susana Díaz", ha asegurado el acusado, que se ha preguntado si existe una dictadura judicial y ha lamentado que "la verduga", en alusión a Díaz, se haya presentado en el juicio como víctima.

Díaz ha abierto la ronda de declaraciones por videoconferencia desde una sala judicial de Sevilla y ha dicho sentirse "muy ofendida" en el plano personal y familiar.

Tras la exhibición de una veintena de vídeos durante el juicio, que ha quedado visto para sentencia, ha declarado un perito de parte solicitado por la defensa, que pide la libre absolución del médico, y un agente de la Policía Nacional encargado de la transcripción de los vídeos.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Enero 2020
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD