27-06-2019 / 13:21 h EFE

La Plataforma Ciudadana Dehesa sin Uranio ha entregado este jueves un total de 13.390 firmas en el registro de la Junta de Extremadura para reclamar que se revoque el permiso de investigación de una mina de uranio en la comarca de Sierra Suroeste.

Los representantes de la plataforma han acudido primeramente al Registro de la Asamblea de Extremadura, para entregar este material, pero al ir dirigidas las solicitudes a Guillermo Fernández Vara, han sido remitidos a registrarlas en la sede del Gobierno extremeño.

Una de las portavoces de la Plataforma, Eva Matamoros, ha explicado a los medios que han querido entregar hoy estas firmas, pertenecientes a vecinos de Zahínos, Villanueva del Fresno, Oliva de la Frontera, Jerez de los Caballeros e Higuera de Vargas, cuando arranca realmente en sí la X Legislatura, al tomar esta tarde Vara posesión nuevamente como presidente de la Junta.

Según Matamoros, Fernández Vara debe iniciar este nuevo mandato teniendo en cuenta "estas quejas de sus ciudadanos, de sus votantes", porque "si una mina a cielo abierto en medio de una dehesa es un desastre ecológico por sí solo", si encima es de uranio, es contaminante y peligrosa, y puede llegar a significar "cáncer y muerte".

Además, ha dicho no entender qué sitio ocupa una mina de uranio dentro de la Estrategia de Economía Verde y Circular de la Junta de Extremadura y de su apuesta por las energías renovables.

A preguntas de los periodistas, Eva Matamoros ha explicado que el permiso de investigación fue paralizado cautelarmente ante los recursos de alzada presentados por los ayuntamientos y otras entidades afectadas, pero que la Junta aún no los ha resuelto ni ha respondido a la petición de la paralización definitiva del proyecto

La portavoz de la Plataforma ha indicado que para poner en marcha una iniciativa así es necesario contar con las más de 20.000 personas que viven en la comarca y ha precisado que las catas no son necesarias pues las minas que se quieren reabrir en la zona se estuvieron explotando hasta los años sesenta y, según algunos informes de los que disponen, podrían contar con 63.000 toneladas de este material.

Por ello, a su juicio, hay que revocar los permisos de investigación porque es una "barbaridad" volver a reabrir la mina y hacerlo a cielo abierto.

Matamoros ha precisado que aunque hasta ahora se dedican a la movilización popular, con manifestaciones que se han celebrado en Mérida, Zahínos, Villanueva del Fresno y Oliva de la Frontera, en las que se han movilizado miles de personas, tampoco descartan iniciar algún tipo de acción legal contra este proyecto minero.

Ha anunciado que el próximo 4 de julio saldrán nuevamente en manifestación, en este caso en Higuera de Vargas, y ha explicado que hace una semana estuvieron en la Comisión de Medio Ambiente de la Asamblea de la República portuguesa, donde les reconocieron que no tienen comunicación ninguna respecto al proyecto, al tiempo que les advirtieron de que no consentirán que España reabra la mina sin tenerles en cuenta a ellos.

Y es que, según ha recordado Eva Matamoros, la antigua mina de uranio que se quiere reabrir se encuentra a tan solo cuatro kilómetros en línea recta a la Raya de Portugal, en una zona por la que discurren distintos afluentes que vierten al final en el Guadiana y en el Embalse de Alqueva, el mayor de Europa Occidental y que baña numerosos municipios de Extremadura y el Alentejo.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Mayo 2020
L M X J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD