01-07-2019 / 16:31 h EFE

Los vecinos afectados por el incendio que desde el viernes afecta a los municipios de Cenicientos y Cadalso de los Vidrios han vuelto este lunes a la normalidad aunque con una profunda tristeza por la situacin en la que se encuentra Pea de Cenicientos, un espacio natural donde el incendio sigue activo y al que consideran el "pulmn" de la localidad.

El incendio, que ha arrasado en total cerca de 3.300 hectreas, tambin afecta a la zona toledana de Almorox, un pueblo donde se puede ver que las llamas se han quedado, incluso, a pocos centmetros de algunas de las viviendas locales.

Cenicientos, donde se ubica el punto de control del dispositivo, es un pueblo tomado por el medio millar de miembros de las tres administraciones, tanto los bomberos de la Comunidad de Madrid y de Castilla-La Mancha, como los militares de la Unidad Militar de Emergencias (UME) que llevan desde el viernes luchando contra el fuego.

Segn fuentes del Gobierno madrileo a Efe, ste es el incendio ms grande que se ha registrado en la regin desde 2012 y uno de los "mayores de la historia" en la Comunidad, aunque expresan su satisfaccin por cmo se han desarrollado los trabajos de extincin.

La magnitud de este incendio slo se puede comparar a la del ao 2012 en Robledo de Chavela, que arras con 1.800 hectreas o la del Monte Abantos en 1999, que afect a 700 hectreas. Esta misma zona sufri otro incendio en el ao 2002, en Cadalso de los Vidrios, que quem 400 hectreas.

En este dispositivo tambin se integran alrededor de una treinta de vecinos que colaboran como voluntarios para alimentar y nutrir a los efectivos de seguridad. "Hemos reunido donaciones, incluso de municipios vecinos para desayunos, comidas y cenas", explica una de las mujeres a Efe.

A cien metros del punto de control, se encuentra el centro urbano, rodeado de un ambiente cargado de cenizas, donde los vecinos ya han regresado a sus domicilios tras vivir momentos de tensin, en un primer momento, por el avance de las llamas.

Es el caso de Miguel, vecino de Cenicientos de toda la vida que mira con tristeza el humo que llena el "pulmn" del municipio que es la Pea de Cenicientos. "Al principio haba tensin cuando el fuego vena para aqu", ha recalcado Miguel, quien ha elogiado el trabajo de los efectivos. Esa gente "se merece el cielo", ha dicho.

Por el centro del pueblo tambin anda una mujer y su hija quienes estuvieron "muy angustiadas" pero no sintieron el "peligro". "Es una prdida horrorosa en esta zona con un paraje muy singular", ha sealado Mercedes, que estaba acompaada de Victoria.

Otro de los ciudadanos que tuvo el humo cerca de sus domicilios es Toms, quien ha relatado que el viernes se enfrent a una "de las situaciones ms complicadas que ha vivido". "Hemos visto en peligro la Pea, que es de toda la vida y nos da pena. "El trabajo es muy bueno, pero se podra llegar antes. Tienen ms culpa los jefes que los obreros", ha aadido.

En la plaza de Cenicientos, un grupo de jvenes comentaban la realidad que tenan a sus espaldas, un monte humeante, pasto de las llamas. "Es duro ver cmo se quema la Pea que es una zona que nos identifica a todos", ha indicado Jorge.

"Hubo momentos de mucha alarma. Quizs, con todos mis respetos, se tomaron medidas demasiado tarde", ha apostillado.

Otro de los ciudadanos, quien ha querido dar su nombre, se ha mostrado ms reivindicativo y ha manifestado que se ha sentido "abandonado". "La Pea est quemada al 80 por ciento", ha precisado.

En el ncleo urbano tambin hay comercios, que no han cerrado sus puertas en todo el fin de semana como el de Laura, duea de una panadera con el mismo nombre que reside en Cenicientos de toda la vida. "Es una situacin terrible. La Pea es lo ms bonito que tenemos en el pueblo. Ha sido desastroso", ha afirmado.

A su juicio, el pueblo no ha peligrado y se han sentido respaldados por los diferentes cuerpos que han trabajado en la zona, pero ha lamentado que la Pea haya sucumbido a las llamas.

La zona que ha sido quemada es un enclave con un alto valor ecolgico por su gran riqueza y biodiversidad. En sus montes y parajes se pueden encontrar pinos, encinas o enebros. Tambin se ha recuperado un nido de guila imperial y se ha controlado y monitorizado a los ejemplares de esta especie.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo ms tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Noviembre 2022
L M X J V S D
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 30      
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD