10-07-2019 / 23:19 h EFE

El asesino confeso de Mónika A. ha ingresado en prisión por orden del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Salas de los Infantes, ha informado el propio juzgado.

El hombre, que ha ingresado en prisión provisional comunicada y sin fianza será investigado por los delitos de asesinato, maltrato habitual con violencia física y psíquica contra la víctima y sus hijas, acoso en concurso con coacciones, incendio y lesiones.

De hecho, el Juzgado ha dictado también una orden de protección con prohibición de aproximación y de comunicación respecto de sus hijas.

Además, se le ha suspendido la patria potestad de las hijas, menores de edad, y se ha concedido la custodia provisional de las niñas al abuelo materno.

Respecto al otro detenido, hermano del anterior, el Juzgado ha acordado la libertad provisional con obligación de comunicar el domicilio y el cambio del mismo si se produjera.

Será investigado por un delito de maltrato en el ámbito de la violencia machista.

La Guardia Civil trasladó a ambos hombres al juzgado a última hora de la mañana de hoy, primero al autor confeso de la agresión a la mujer, a la que apuñaló en el domicilio familiar el pasado lunes, y después a su hermano, a quien se acusa de maltratar y amenazar a la víctima cuando no estaba su hermano.

Según informó ayer el subdelegado del Gobierno en Burgos, Pedro de la Fuente, los dos hombres ejercían la violencia verbal y física contra la víctima de forma habitual en el hogar, por lo que ocurría quedaba en un plano íntimo y parece que no lo conocían más personas.

Mónika A. fue apuñalada por su pareja en el interior de la vivienda de Salas de los Infantes en la que no residían tras el incendio que se había registrado el 28 de junio pasado, que ahora se está investigando de nuevo tras archivarse en un primer momento.

La mujer apareció en la calle con, al menos, una profunda puñalada en la pare superior del tronco, aunque aún con vida, por lo que se investiga si saltó para intentar huir del agresor, se cayó o fue tirada por el hombre.

La mujer vivía desde el incendio de la vivienda el 28 de junio pasado, junto a sus hijas, en la vivienda de su padre, en la localidad soriana de San Leonardo de Yagüe, por lo que parece que su visita al domicilio familiar de Salas fue para recoger algunos objetos personales de la vivienda.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Noviembre 2019
L M X J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 30
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD