11-07-2019 / 18:31 h EFE

El Igualatorio Médico Quirúrgico (IMQ), principal grupo sanitario privado vasco, ha iniciado conversaciones con una "entidad local" para explorar su incorporación al grupo como posible socio, con una participación de carácter minoritario.

IMQ ha suscrito un acuerdo de exclusividad temporal con esa entidad local para trabajar en el posible acuerdo, que se materializaría en los próximos meses, según ha avanzado la empresa en un comunicado.

Según publicó el diario El Correo, ese nuevo socio local con el que negocia el IMQ es la fundación bancaria BBK, la antigua caja vizcaína que es el accionista mayoritario de Kutxabank y que busca diversificar sus fuentes de ingresos, que ahora dependen exclusivamente de los beneficios del banco.

El acuerdo, según el Igualatorio, estaría supeditado a la obtención por parte del socio local de determinadas garantías, entre las que se encuentran el cumplimiento de los principios de inversión y el mantenimiento de la estabilidad del modelo organizativo y de gestión de IMQ.

Ha indicado que hace tiempo se inició un proceso de contactos entre ambas partes y ha añadido que, si se cumplieran todas las garantías exigidas, el socio local estaría en disposición de tomar una posición minoritaria en el Grupo IMQ en los próximos meses.

El grupo empresarial sanitario ha indicado que, además, SegurCaixa Adeslas, socio de IMQ desde 2004, estaría en disposición de aumentar su participación en el Grupo, "una vez cerrado un compromiso en firme para preservar el actual estatus y modelo de funcionamiento y de gestión de IMQ".

Ha recordado que el grupo viene afrontando en los últimos años un "profundo proceso de transformación y mejora" en el que ha apostado por la "diversificación como compañía multirramo más allá de la salud, por la inversión en infraestructuras y nuevos servicios a través de las 56 sociedades que lo integran y por la digitalización de la asistencia sanitaria y aseguradora".

IMQ ha hecho pública esta posible nueva incorporación a su accionariado después del enfrentamiento interno vivido en torno a la última junta de accionistas, celebrada el pasado mes de junio, después de que un grupo de médicos creara una plataforma de accionistas (PAI) para pedir que sus acciones se compren a un precio superior al fijado.

Tras dicha junta, la dirección del IMQ alertó sobre los "intereses especulativos" en torno a este grupo sanitario, mientras que los médicos agrupados en dicha plataforma consideraron que la solución a los problemas en la empresa "todavía está lejos".

El IMQ es propiedad de unos 1.140 médicos, cada uno con su paquete de mil acciones. Cuando las venden -por ejemplo, al jubilarse-, el IMQ les recompra este paquete a 67.000 euros. Los médicos de la plataforma creen que su valor de mercado es entre tres y cinco veces superior.

En la mencionada junta de accionistas se decidió aumentar este precio a 99.000 euros, pero se retiró otra propuesta de reforma de los estatutos en la que se planteaba subir al 75 por ciento del capital la mayoría necesaria para modificar los mismos, lo que buscaba "blindarse" a la entrada de capital exterior no deseado.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Junio 2022
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD