12-07-2019 / 19:20 h EFE

La Diputación ha expuesto, en el Museo Pedrilla, un proyector cinematográfico fabricado en Milán de “la edad de oro” del cine en Cáceres, que perteneció a la mítica sala de exhibición Capitol, cuando la capital cacereña albergaba hasta cinco cines, entre ellos la sala más grande de España, con 1.998 butacas, el Coliseum.

A partir de la segunda mitad del siglo XX se vivió en la ciudad lo que algunos han denominado “la edad de oro” del cine en la capital cacereña, pues llegó a contar con multitud de salas de proyección, a lo que se sumarían cineclubes y certámenes de cine, además de ser la ciudad escenario de varias superproducciones, como fue el caso de “1492” de Ridley Scott o “Los señores del acero” de Paul Verhoeven.

A esa época pertenece el proyector cinematográfico que la Diputación de Cáceres expone al público en el Museo Casa Pedrilla-Guayasamín, un cinematógrafo modelo P55 35/70, de la marca Prèvosto S.R.L., fabricado en Milán, en 1975.

Este proyector pertenecería, en su momento, al Cine Capitol y se trasladó posteriormente al Complejo Cultural San Francisco de la Diputación de Cáceres, donde seguiría en uso hasta los años noventa, según han explicado desde la institución provincial.

Está fabricado principalmente en aluminio y permite proyectar tanto con película estándar de 35 milímetros, como película de celuloide de 70 milímetro, algo especialmente indicado para grandes salas.

El espacio expositivo describe al visitante la historia del cinematógrafo (como evento de masas) en la ciudad de Cáceres. En un primer momento, la capital cacereña contaba con tres salas en las que se podía disfrutar del cine: el Gran Teatro, construido en los años 20, donde, incluso, antes de que acabaran las obras, el solar ya había funcionado al aire libre como barraca, con el nombre de Cine de San Juan.

Una segunda sala era el Cine Norba, considerado el primer cine comercial de Cáceres, construido expresamente para proyecciones en 1934, por el arquitecto municipal Ángel Pérez Rodríguez, con una fachada de estilo art-deco.

Por último, una tercera sala, el citado Cine Capitol, se inauguró el 6 de marzo de 1947, proyectada por el arquitecto Luis Feduchi, responsable del Cine Capital de Madrid.

Fue considerado uno de los edificios que contribuyó de manera clara a la modernización de la ciudad. Tras ellos llegarían a Cáceres el Coliseum, inaugurado en 1962 como la sala más grande de España. Y un año después, el Astoria, con lo que la ciudad llegaría a contar con 6.000 localidades.

Ambas salas se convertirían en los máximos exponentes de la “edad de oro” del cine cacereño, acogiendo estrenos por los que pasaban las celebridades del momento y que constituían verdaderos acontecimientos sociales y culturales.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Agosto 2022
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD