16-07-2019 / 13:40 h EFE

El navegante del Real Club Náutico de Gran Canaria, Miguel Ángel Rondón, ha asegurado a Efe que es "muy ambicioso" e irá "a por todas" en la regata Mini-Transat de navegantes solitarios, en la que compiten barcos de 6,5 metros de eslora y sin comunicación con el exterior.

Rondón, empresario de 58 años que afronta por vez primera esta aventura, en la que los participantes van siempre amarrados para evitar caerse al agua, ha reconocido que la prueba "infunde respeto", y ha añadido que la disputará con la "máxima prudencia".

"La clase Mini de navegación en solitario, transoceánica y sin comunicación exterior siempre me ha llamado la atención, ya que tiene todos los ingredientes para quien desea vivir una aventura. El año pasado conseguí un barco puntero, y llevo un año y medio intentando clasificarme para esta prueba, algo que es muy complicado", ha revelado.

Solo 84 participantes estarán en la línea de salida de este evento, que partirá el 22 de septiembre del puerto francés de La Rochelle, para recalar posteriormente en Gran Canaria, y concluir en la isla de Martinica, en El Caribe.

"Estoy muy contento por haberme metido entre los 84 navegantes de esta prueba, en la que competir resulta bastante caro, ya que primero hay que conseguir el barco, que cuesta 100.000 euros, y a eso hay que sumar los desplazamientos, seguros e inscripciones, que suponen unos 60.000 euros más", ha indicado.

Rondón cuenta con ayudas del Ayuntamiento de Adeje -ya que él tiene negocios en Tenerife- y del Real Club Náutico de Gran Canaria, entidad de la que es socio y regatista desde niño, aunque querría contar también con el apoyo de instituciones públicas grancanarias.

"Pretendo que mi barco lleve el nombre de Gran Canaria o de Canarias, porque será el primero de nuestras islas que estará en esta aventura, y estoy en tratos con nuestras instituciones. Actualmente, mi barco se llama Cristina, que es el nombre de mi hija", ha señalado.

El regatista solitario ha resaltado que el aliento familiar ha sido decisivo a la hora de embarcarse en este reto.

"Mi mujer me ha apoyado desde el principio, y eso es fundamental porque estaré muchos días fuera de casa, navegando en solitario. Tardaré entre 7 y 8 días en llegar de Francia a Gran Canaria, y posteriormente emplearé 15 o 16 días más para arribar a Martinica", ha manifestado.

Miguel Ángel Rondón, que considera que el primer éxito es estar en la línea de salida, intentará realizar una gran actuación en su debut en esta prueba.

"Hay gente que tarda cuatro años en competir en esta regata, y yo lo he logrado en año y medio. Soy ambicioso e iré a por todas, aunque también soy consciente de que competiré con gente muy buena", ha revelado.

Por otra parte, el regatista isleño llevará alimentos iofilizados para las largas jornadas que permanecerá en solitario en medio del mar.

"Son alimentos ya cocinados y envasados al vacío, y lo único que llevaré a bordo será un calentador de gas, para hervir el agua y mezclarla con el alimento que vaya a ingerir", ha indicado Rondón, quien ha adelantado que, dependiendo de cómo acabe esta prueba, se plantearía más adelante cumplir el sueño de dar la vuelta al mundo con un barco mayor.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Junio 2022
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD