23-07-2019 / 10:00 h EFE

Grupos civiles acusaron hoy al Gobierno y las Fuerzas Armadas de Indonesia de ocultar el estado de emergencia que sufren más de 5.000 desplazados por el conflicto armado secesionista en la provincia de Papúa.

Esta situación se vive desde que el pasado diciembre el Ejército indonesio iniciara una operación militar en el remoto y montañoso municipio de Nduga a raíz de la matanza de 16 obreros de una constructora estatal a manos del Ejército de Liberación Nacional de Papúa Occidental.

La ofensiva causó el desplazamiento de 30.000 personas en su mayoría a la localidad de Wamena, a 60 kilómetros, donde todavía quedan 5.200, según activistas.

El Equipo de Voluntarios de Nduga y el Equipo de Solidaridad de Nduga denuncian que la distribución de ayuda en Wamena es muy escasa, existen carencias de alimentos, personal médico, medicinas y programas para tratar el trauma de los desplazados, una crisis humanitaria que niegan las Fuerzas Armadas.

El investigador de Marthinus Academy y miembro del grupo Equipo de Voluntarios de Nduga, Hipolitus Wangge, dijo a Efe que en Wamena al menos 139 de ellos han muerto por enfermedades causadas por las malas condiciones y malnutrición desde diciembre, de los que 41 son menores de cinco años.

El portavoz del Ejército indonesio en Papúa, Muhamad Aidi, descartó que exista una situación de emergencia y aseguró que los datos de desplazados no pueden confirmarse ya que Nduga no tiene registro civil.

"La gente eligió trasladarse desde Nduga hasta aquí (Wamena) porque quieren residir en otras zonas", dijo a Efe en una conversación telefónica.

Por su parte, el Ministerio de Asuntos Sociales ha aprobado esta semana una partida de 750 millones de rupias (unos 48.000 euros o 53.500 dólares) para asistir a los afectados, aunque no ha reconocido la cifra de desplazados o fallecidos.

Wangge defendió los datos, que han sido recopilados sobre el terreno mediante observación y entrevistas con voluntarios, desplazados, miembros de la Administración local y organizaciones no gubernamentales en el subdesarrollado municipio.

Según el académico, Indonesia, que restringe la entrada a académicos y periodistas extranjeros a Papúa, quiere mantener un conflicto "de bajo perfil" por miedo a que afecte a su reputación internacional.

La provincia indonesia de Papúa esta ubicada en la mitad occidental de la isla de Nueva Guinea, un territorio rico en recursos naturales y escenario de un conflicto separatista desde que Holanda se retiró de la que hasta entonces había sido su colonia a principios de los sesenta.

La mitad oriental de la isla corresponde a la República de Papúa Nueva Guinea.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Agosto 2022
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD